Vaughn Smith: Un limpiador de alfombras que con fluidez habla 24 idiomas diferentes

Por Armin Auctor

Es posible que hayas visto en tu círculo de amigos o en tu lugar de trabajo a personas que saben hablar varios idiomas.

No es raro encontrarse con personas que hablan tres idiomas con fluidez. Sin embargo, es raro conocer a personas que sean expertas en más de cinco idiomas. Una persona así se llama políglota…

La historia que leerás hoy es un raro caso de hiperpolíglota, y te aseguro que te sorprenderá e inspirará.

24 idiomas y más

Vaughn Smith, es un limpiador de alfombras de 46 años, y tiene un talento oculto excepcional: puede hablar 37 idiomas según sus cuentas, y al menos 24 de ellos con la suficiente fluidez como para mantener una conversación.

 Además de la variedad de idiomas, Vaughn Smith domina desde la lengua de los nativos americanos: “el salish”, hasta el búlgaro y el extraño y difícil idioma finlandés.

Lo más increible de este hombre, es que aprendió la mayoría de estos idiomas con un técnica no convencional, no utilizó un estudio intensivo y formal, sino que conoció y aprendió estas distintas lengua simplemente pasando el rato con hablantes nativos, leyendo libros al azar y utilizando la aplicación Duolingo.

Según la definición de un experto, un hiperpolíglota puede hablar 11 idiomas o más: cuanto más alto es el número, más raro es el caso de la persona que puede tenerlo.

No obstante, hubo varios casos no documentados de talento lingüístico extremo. De cualquier manera, las habilidades de Vaughn Smith han suscitado preguntas sobre los verdaderos límites del potencial humano.

Según la definición de un experto, un hiperpolíglota puede hablar 11 idiomas o más: cuanto más alto es el número, más rara es la persona. (Imagen: Ayse Ezgi Icmeli vía Dreamstime)

Smith, sin duda, tiene una potente memoria y un cerebro agudo, comenzó aprendiendo el inglés y el español, los dos idiomas que hablaban sus padres en casa.

A medida que fue creciendo aprendió nuevas lenguas como el galés, el japonés, el hebreo y el noruego en su época escolar y después siguió conociendo culturas diferentes al de entrar en la vida profesional.

Vaughn Smith recurre principalmente a la aplicación Duolingo y a libros, no hizo ningún curso profesional para perfeccionar sus conocimientos lingüísticos. Sin embargo, es hábil en esa parte. Cree que nació con autismo, aunque no se lo diagnosticaron.

Aprendiendo a través de las conversaciones

En su juventud, a Vaughn Smith le costaba comunicarse con los demás. Pero a medida que crecía, se dio cuenta de que hablar con alguien en su lengua materna alivia la barrera de la comunicación. Esto es lo que lo llevó a desarrollar habilidades en varios idiomas.

En el instituto Wilson se encontró con muchos estudiantes de origen extranjero, y la interacción con ellos le ayudó a desarrollar nuevas habilidades.

Aprendió lo básico del rumano con un hermano, y una tímida chica etíope le ayudó a aprender el amárico. Se trata, pues, de un caso de aprendizaje de nuevas lenguas a partir de las interacciones sociales y el autoaprendizaje.

Es un brillante ejemplo de cómo las interacciones sociales pueden reportar numerosos beneficios a largo plazo. Vaughn Smith afirma que, al hablar bien tantos idiomas, a los clientes les resulta fácil comunicarse con él, y existe un factor de confianza.

Su habilidad no pasó desapercibida, ya que los lingüistas lo consideran un hiperpolíglota.

Un científico del MIT quiso averiguar qué lo hace tan capaz lingüísticamente. Le realizaron una prueba de resonancia magnética la cual reveló que tiene un “patrón cerebral”  que contribuye a sus habilidades lingüísticas, es decir, su cerebro se volvió excepcionalmente más agudo a la hora de tratar con los idiomas.

Vaughn Smith sigue trabajando en la empresa de limpieza de alfombras de su hermano cerca de Washington, D.C. (Imagen: Andrey Popov vía Dreamstime)

Sólo es un ciudadano de pie

Vaughn Smith parece el típico chico de barrio a primera vista. Es bastante tímido y no pensó en participar en ningún programa de “busca talentos” o reality show para ganar fama rápida.

Sigue trabajando en la empresa de limpieza de alfombras de su hermano cerca de Washington, D.C.

No se puede negar que puede hacer una seria competencia a los intérpretes profesionales. Tiene dotes innatas y un cerebro agudo, pero se esforzó mucho por utilizar sus habilidades.

Su ejemplo puede servir de inspiración para ver que siempre la vida nos muestra una sorpresa en los lugares menos esperados, incluso si te animas a mirar con ojos más agudos puedes comenzar a probar que tú cerebro no tiene límites…

¿Qué te gustaría hacer y crees que es imposible? Anímate a responder esta pregunta, a cruzar tus propias barreras mentales y descubrirás una percepción de la vida y de tí mismo completamente diferente.

Leave a Comment