Un apicultor greco-australiano que lleva 82 años produciendo miel

Debes Leer!

Raven Montmorency
Seudónimo utilizado para una escritora que vive en India. Ha estado escribiendo con su enfoque principal en temas de estilo de vida y derechos humanos en todo el mundo.

Por Raven Montmorency

Un buen apicultor debe poseer buenas habilidades de gestión y de administración, que requieren tanto tiempo como conocimientos. El mantenimiento general requiere inspecciones periódicas durante los meses cálidos para asegurarse de que la reina deposite huevos, las obreras acumulen miel y la colonia tenga suficiente espacio para expandirse.

En los meses fríos, la colonia se agrupa y se alimenta de sus almacenes de miel, y sólo sale cuando la temperatura es superior a la de congelación para eliminar los residuos. El tiempo y el método de cultivo dependen del clima, del estilo de la colmena y de las abejas en particular.

Todas las colonias son únicas, y cada apicultor tendrá una experiencia diferente.

Dadas las responsabilidades que requiere el mantenimiento de una colmena productiva, es muy poco frecuente encontrarse con personas que lleven casi toda su vida dedicadas a la apicultura.

Sin embargo, siempre hay “excepciones a la regla” una de ellas es la del apicultor greco-australiano Kyriakos Malathounis, más conocido como Kerry Mala, quien lleva dedicándose a la apicultura desde que era un niño y, a sus 87 años, su entusiasmo y compromiso son asombrosos.

Hoy en día cuida de sus colmenas situadas en Windsor (Australia) y lo ayuda su esposa Ekaterini.

La miel de Kerry se hizo popular en toda Europa a lo largo de los años. (Image: via Pixabay)

Por supuesto, a Kerry Mala también le gusta la jardinería. Tiene un gran huerto que cuidar. Hay muchos olivos y cítricos, y luego están las colmenas situadas a cierta distancia.

Todos los días le pican las abejas, pero quizá por eso no ha desarrollado artritis. Comparado con hombres de más de 80 años, está notablemente ágil y en forma. Vende la miel con la marca Mr. Mala. Se crió en la isla de Imbros. Antes estaba bajo el territorio de Grecia, pero después pasó a formar parte de Turquía y fue rebautizada como Gokceada.

Creación de nuevas colmenas

Los Malathounis tenían seis hermanos y perdieron a su padre muy pronto. Así que tuvieron que ayudar a su madre en la agricultura. Tenían colmenas naturales en su propiedad que estaban colgadas.

A Malathounis se le ocurrió hacer colmenas artificiales pero más útiles para las abejas. Así que construyó unas cajas de pino con tapas y marcos. Al principio, no tuvo éxito y la abeja reina murió.

Con esfuerzo y tiempo, encontró la manera de que funcionara. Creó nuevas colmenas a distancia para que sólo hubiera una abeja reina en una colmena.

En el punto más alto de su carrera, llegó a trabajar con 350 colmenas y a producir 15 toneladas de miel al año. Su miel se hizo popular en toda Europa a lo largo de los años.

En el apogeo de su carrera, Kerry trabajó con hasta 350 colmenas y produjo 15 toneladas de miel al año. (Image: via Pixabay)

80 años de experiencia como apiculto

Después de trabajar con las abejas durante más de 80 años, Malathounis es un experto apicultor, y podría perfectamente escribir varios libros sobre el tema. Sin embargo, no lo hizo y en su lugar sigue haciendo lo que mejor sabe hacer: cosechar vegetales y hacer miel de forma natural.

No estudió mucho debido a la situación de su familia y aprendió de las experiencias de la vida. Dice:

“Soy como un médico que toma notas de sus pacientes y sabe todo sobre ellos. Observo a mis abejas y sé lo que necesitan y cuándo es el momento de construir una nueva colmena. Cada colmena tiene su personalidad”.

Cuando el gobierno turco intentó condenar al olvido a la población griega, Malathounis decidió trasladarse a Australia. Tenía entonces 30 años y fue una decisión difícil. Empezar a trabajar en un nuevo país no fue fácil.

Al principio, como apicultor, encontró pocos compradores de miel. En esa época realizó algunos trabajos esporádicos, incluido el de cocinero. Sin embargo, la atención a su huerto y sus colmenas no disminuyó. Con el tiempo, la popularidad de su miel aumentó.

Actualmente, Malathounis vende miel prensada en frío, lo que significa que está cerca de su forma original y contiene la mayoría de los nutrientes. A diferencia de otras marcas, no recurre a la adición de ingredientes de procesamiento artificial o conservantes. Esto lo hace mejor en calidad que la miel vendida comercialmente.

Le gusta la idea de la biodiversidad y por eso detesta la miel de manuka. Sus abejas exploran diferentes flores durante todo el año. En promedio, las abejas pueden volar hasta 30 km para visitar otras especies de flores.

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

¿Cuánto saben los jóvenes chinos sobre la masacre de la Plaza de Tiananmen?

Por Armin Auctor La Voz de América (VOA) informó que la masacre de la Plaza de Tiananmen de 1989 sigue...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img