El Libro de los Cantares: La primera antología de poesía china

Debes Leer!

Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

 

Por Emma Lu

shijing o Shih-ching, traducido como el Libro de los Cantares o el Libro de las Odas es la antología más antigua de la poesía china y es considerado uno de los clásicos confucianos.

El Libro de las Canciones incluye 305 poemas que datan desde la dinastía Zhou Occidental hasta mediados del período de primavera y otoño.

Se divide en tres partes:

  • la costumbre,
  • la elegancia y
  • la oda.

En aquella época, su función era educar o ilustrar sobre la etiqueta.

Desde la antigüedad, el camino de mejora personal, la dirección de la familia y el gobierno del estado (que se discutieron en los clásicos confucianos) estaban orientados a respetar el Cielo, hablar con respeto sobre el Cielo, servir al Cielo, reverenciar al Cielo y seguir las leyes celestiales.

La antigua poesía china que se encuentra en el Libro de los Cantares refleja claramente el asombro que los antiguos chinos tenían por el Cielo en el que creían.

Fue un gran regalo de esperanza y buena fortuna.

Poemas de un libro único

La mayoría de los poemas en el Libro de los Cantares tienen una estructura de 4 caracteres.

Las líneas de los poemas usaban una estructura de repetición de palabras y sonidos; crearon un hermoso sonido con reduplicación vocálica que representaba imágenes llenas de vida.

Artísticamente, enfatizaban el estado de ánimo y las sutilezas; reflejaba un estilo de simetría, equilibrio y armonía; y logró un efecto de carrusel artístico con subidas y bajadas.

El Libro de los Cantares citó repetidamente al Cielo, al emperador y al destino.

Book_of_Songs
La antigua poesía china que se encuentra en el “Libro de los Cantares” refleja claramente el asombro que los antiguos chinos tenían por el Cielo en el que creían. (Imagen: youlinmagazine)

La ley del Cielo como ley última del universo

En este libro se reconoce la ley del Cielo como la ley última del universo, como la norma para “guiar con virtud”, recompensar a los bondadosos y castigar a los malvados, guiando la justicia social, exigiendo el estándar más alto de valores y creencias morales en la dinastía Zhou.

Los poemas a menudo alaban, y agradecen, rezan y expresan asombro por el Cielo, demostrando la fe de las personas en la dinastía Zhou y su perspectiva humanista de la “unidad del Cielo y la humanidad”.

La educación confuciana enfatizó la poesía, la historia, los ritos y la música.

Tales formas de estudio abstracto sirvió para incrustar profundamente las sutilezas morales en las mentes de las personas a través de su influencia silenciosamente transformadora.

El Libro de los Cantares combinaba la antigua poesía china con la música y facilitaba su recuerdo y transmisión.

Así, este libro desempeñó un importante papel en el establecimiento de normas morales y de comportamiento.

Como dijo Confucio:

“Sin aprender poesía, uno no puede transmitir su intención adecuadamente”,

y “En el país, uno [puede identificar cómo] se educa a las personas .Los ciudadanos cuando son gentiles y amables, es porque se le enseña con poesía.”

 

Confucian education emphasized poetry, history, rites, and music. (Image: Taiwan’s National Palace Museum)
La educación confuciana enfatizó la poesía, la historia, los rituales y la música. (Imagen: Museo del Palacio Nacional de Taiwán)

La virtud como manifestación de vida

En el libro de Zuo Zhuan se dijo:

“El respeto es la manifestación esencial de la virtud. Una persona que puede respetar sinceramente debe poseer una virtud sólida”.

La gente de la dinastía Zhou tomó “respetar el Cielo” como su objetivo moral fundamental:

“ENTENDER EL MUNDO HUMANO DE ACUERDO CON EL ORDEN DE LA NATURALEZA” Y “RESPETAR Y SEGUIR AL CIELO ES CONDUCIRSE [A SÍ MISMO] DE ACUERDO CON LA LEY CELESTIAL”.

El poema Huangyi en la sección “Daya” del Libro de los Cantares ofrecía esta descripción:

“EL CIELO ES GLORIOSO Y ESPLÉNDIDO, VIGILA EL MUNDO CON DIGNIDAD Y JUSTICIA. EL CIELO OBSERVA por TODAS PARTES DEL MUNDO, ENCUENTRA LAS DIFICULTADES Y LOS DESASTRES DE LA GENTE”.

La voluntad del cielo es que la gente sea protegida. Respetar el Cielo y proteger a la gente era, por lo tanto, un aspecto crítico de la política en la antigua China. Y “para encontrar las dificultades y los desastres de la gente”, uno debe tener compasión por ellos.

El poema continua:

“EL CIELO LE DIJO AL EMPERADOR WEN: “ANHELO A LAS PERSONAS CON TAL VIRTUD: NO SE ENTREGA A LOS PLACERES SENSUALES Y NO ABUSA DEL CASTIGO. NO DICE COSAS QUE NO SABE, Y SIGUE SINCERAMENTE las leyes DEL CIELO”.

La práctica moral de respetar al Cielo es “seguir las leyes del Cielo” y conducirse de acuerdo con la voluntad del Cielo. El poema continuó:

“EL CIELO LE DIJO AL EMPERADOR WEN NUEVAMENTE: ‘NO MIRES A TU ALREDEDOR, NO DUDES Y MUÉVETE, NO COMPARES Y ENVIDIES, NO TENGAS AMBICIONES DESMESURADAS, VE Y ATERRIZA EN MI ORILLA”.

El emperador Wen se cultivó y tuvo compasión por su pueblo. Era virtuoso y sabía respetar el Cielo. Todos los países vecinos se unieron a la dinastía Zhou. Como señala el poema:

“ES ESTE EMPERADOR QUIEN ES RESPETUOSO Y CAUTELOSO. ÉL SIRVE AL CIELO SINCERAMENTE, TRAYENDO ABUNDANTE FORTUNA”.

A partir de esto, podemos ver cuán sinceramente el Emperador Wen respetó el Cielo.

The moral practice of respecting Heaven is to ‘follow Heaven’s rule’ and to conduct oneself according to Heaven’s will. (Image: Pixabay / CC0 1.0)
La práctica moral de respetar al Cielo es “seguir las leyes del Cielo” y conducirse de acuerdo con la voluntad del Cielo. (Imagen: Pixabay / CC0 1.0)

Gobernar con los principios del Cielo

“Encuentra la voluntad del Cielo con la virtud” fue la guía fundamental para gobernar con virtud en la dinastía Zhou.

Se decia:

“LOS TRES VÍNCULOS (GOBERNANTE-MINISTRO, PADRE-HIJO Y ESPOSO-ESPOSA) PROMOVIDOS CON LOS PRINCIPIOS RECTORES, SON DEL CIELO”.

La gente de la dinastía Zhou gobernó el país de acuerdo con el principio de los ritos, mientras que el establecimiento de los ritos fue con el propósito de seguir la ley del Cielo

“Seguir los rituales es seguir la ley del Cielo; los rituales son la manifestación de la ley del Cielo”.

Esto sentó las bases para regular el orden social y la ética en la dinastía Zhou.

La sección “Las Odas Zhou” en el Libro de los Cantares estaba dedicada a la adoración, la oración y la alabanza del espíritu supremo.

Las Odas Zhou adoraban principalmente al emperador Wen y al emperador Wu, luego al emperador Cheng y al emperador Kang, así como a sus antepasados Hou Ji y Tai Wang. Todos estos antepasados respetaron y sirvieron al Cielo, protegieron al pueblo y gobernaron el país con virtud.

Book_of_Songs
La sección ‘Odas de Zhou’ en el Libro de los Cantares estaba dedicada a la adoración, la oración y la alabanza del espíritu supremo. (Imagen: theparisreview.org )

La gente de la dinastía Zhou pensaba que gobernar con virtud tenía dos aspectos.

La virtud en el Gobierno armoniza la Tierra

El primer aspecto en que se tenía en cuenta a la hora de gobernar, era la virtud en la toma de decisiones. Incluía reglas y regulaciones para ritos y música. Incluía la ceremonia de adoración, la ceremonia de mostrar respeto al Emperador y principios morales.

La virtud demostró la civilización social y espiritual de la época:

“SABIO EMPERADOR CON PODEROSA VIRTUD FUE RESPETADO Por siempre; CON LA VIRTUD DEL GOBIERNO, ARMONIZÓ LA PODEROSA TIERRA”.

El Libro de los Cantares enfatizó que fue la virtud del emperador Wu lo que lo hizo muy respetado durante un largo período de tiempo y que aplicó su virtud para gobernar y armonizar los países vecinos.

El duque de Zhou, al guiar a la gente en la adoración del emperador Wen, lo describió de esta manera:

“MUCHAS ARISTOCRACIAS, LLEVANDO A CABO LA VIRTUD DEL EMPERADOR WEN”.

El emperador Cheng siguió y promovió la bondad y la virtud. Fue amado por el pueblo, y fue protegido y bendecido por el Cielo una y otra vez, como indica el poema:

“DE [NUESTRO] ADMIRABLE, AMABLE, SOBERANO, MÁS ILUSTRE ES LA EXCELENTE VIRTUD. ORDENA CORRECTAMENTE AL PUEBLO, ORDENA CORRECTAMENTE A LOS OFICIALES, Y RECIBE SU DIGNIDAD DEL CIELO, QUE LO PROTEGE Y LO AYUDA, Y [CONFIRMA] SU NOMBRAMIENTO, MEDIANTE REPETIDOS ACTOS DE RENOVACIÓN DE respeto aL CIELO”.

La virtud en la educación: promover la moral

El segundo aspecto de gobernar con virtud era la “virtud de la educación”, en otras palabras, promover la educación moral.

La educación moral enseña:

“UNA PERSONA GENTIL Y MODESTA TIENE UNA BASE MORAL ALTA. UNA PERSONA SABIA Y CONOCEDORA TOMA CONSEJOS AMABLEMENTE Y SU CONDUCTA SIGUE A LA VIRTUD.

UNA PERSONA SIN SENTIDO E IGNORANTE RECHAZA EL CONSEJO SINCERO, CONSIDERA QUE EL QUE DA EL CONSEJO TIENE UNA AMBICIÓN IMPROPIA”.

Este pasaje enseña que un caballero cortés y conocedor tiene cualidades morales sólidas. Un gobernante sabio es capaz de tomar consejos sinceros y reglas de acuerdo con la razón.

Una monarquía irresponsable pensaría que la persona que da consejos sinceros está transgrediendo su deber con ambiciones impropias.

 

Emma Lu
Emma Lu es una autora que se especializa en mitos e historias culturales e históricas.
- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

La tradición italiana de las higueras prospera en los jardines norteamericanos

Por Armin Auctor   Encontrarse en una situación de diáspora hace que las personas a menudo se aferren  estrechamente a sus...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img