El secreto para una mayor alegría

Debes Leer!

Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

Por David Jirard

 

os Lancestros dejaron este dicho a las generaciones futuras:

“La mayor alegría es hacer el bien”.

La siguiente historia muestra cómo los que hacen el bien prosperarán, mientras que los que actúan de forma egoísta caerán.

Qian Yong, el autor de El Jardín del Daoísmo de la dinastía Qing dijo:

 “Hacer buenas acciones es como generar riqueza que se irá acumulando a lo largo del tiempo”.

Chen Zongluo reabre un orfanato

Durante la dinastía Qing, había un erudito en el condado de Taoyuan llamado Chen Zongluo, era un hombre caritativo, pero su familia era extremadamente pobre.

En su ciudad natal había una antigua guardería para huérfanos, pero llevaba mucho tiempo abandonada por falta de fondos. Chen Zongluo quería recoger donaciones y materiales para reabrir la casa, así que empezó a solicitar donaciones.

Un día, acudió a un hombre rico de su pueblo que era muy egoísta. El hombre no sólo se negó a ayudar, sino que también maldijo a Chen, diciendo:

“No eres más que un pobre erudito de pacotilla, ni siquiera creo que tengas la capacidad de hacer algo tan grande. No he robado para conseguir mi dinero, ¡así que no te lo daré para que hagas algo inútil!”.

Chen se fue a casa, reunió a su familia y les dijo:

“No puedo llevar a cabo mis planes solo, y espero que todos vosotros -mi mujer, mis hijos, mis hermanos y mis sobrinos- comprendáis mi deseo y trabajéis conmigo para crear este sueño”.

Todos estaban de acuerdo con su visión, por lo que estaban dispuestos a cooperar.

The greatest joy was reached by Zongluo when he helped others
El cuidado de Chen Zongluo de muchos huérfanos le proporcionó la mayor alegría. (Imagen: David Woo vía Flickr)

La promesa del orfanato

A continuación, Chen Zongluo detalló su plan para el orfanato.

“A partir de ahora, todos los hombres y mujeres de nuestra familia mantendrán este voto durante generaciones. Cada vez que vean a un niño abandonado, deberán acoger al bebé y dárselo a las madres lactantes. Si las criadas tienen demasiados niños que alimentar, entonces den el bebé a otras personas que puedan alimentarlo con harina de arroz y pasteles de miel.

Cuando un niño llega a la edad de dos o tres años, si una familia pobre está dispuesta a acogerlo, se le puede dar si los padres son fieles y generosos.

Cuando el niño es adoptado, hay que añadir Chen al apellido del niño. Cuando la niña adoptada crezca, se le encomendará la responsabilidad de criar a los bebés abandonados y se le dará leche para criarlos.

De este modo, nuestra labor seguirá ampliándose para salvar a más bebés sin hogar”.

El 90º cumpleaños de Chen

Cuando Chen celebró su 90º cumpleaños, tenía una rica familia de hijos y nietos. A lo largo de los años, todos los “Chens” que habían sido atendidos en su orfanato vinieron a celebrar su cumpleaños como si fueran sus familiares.

Eran 176 personas en total.

En el banquete, Chen Zongluo dijo con alegría:

“Los antiguos dicen que las buenas acciones traen la mayor alegría. A otros pueblos les gusta acoger a sus hijas e hijos, pero no sé cómo se comparan con nosotros, el “Clan Chen”.

Es una pena que el hombre rico que me despreció hace tanto tiempo haya muerto hace más de 30 años. Me gustaría darle las gracias. Debido a su humillación, me decidí a poner todo mi empeño en hacer esto”.

El destino del hombre rico

The wealthy man who prioritized his money before helping others lost it all
El hombre adinerado que priorizó su dinero antes de ayudar a los demás lo perdió todo. (Imagen: Andrii Yalanskyi vía Dreamstime)

Un invitado preguntó:

“El hombre rico que te regañó en el pasado era un hombre prudente que guardaba su riqueza, pero ¿qué pasa con sus descendientes en la actualidad? ¿Siguen siendo ricos?”.

Chen Zongluo respondió:

“Es triste decir que cuando tenía cincuenta años, sus tres hijos murieron. Hubo pleitos y robos dentro de su familia. Después de todo el dinero que tenía, lo perdió todo.

Un año, cuando yo daba clases en una escuela privada de Luluo Shan, me pidió trabajo en la escuela. Yo no le guardaba rencor, así que lo acepté.

Al final, no estaba dispuesto a vivir bajo el mismo techo que yo y se fue por su cuenta después de diez meses. Más tarde, se le vio pidiendo comida por la calle”.

El invitado añadió:

“Si hubiera estado dispuesto a ayudar a los demás, no habría acabado en una situación tan miserable”.

Chen Zongluo asintió con la cabeza y dijo:

“Así es. El cielo da riqueza a la gente para que pueda hacer buenas acciones de acuerdo con la voluntad del cielo”.

El invitado respondió:

“Me gustaría que todos entendieran esto y trataran de seguir tu ejemplo.

Eras pobre pero no te desanimaste por tu destino. Fuiste mentalmente rico y fuiste capaz de lograr tu propio éxito.

El hombre que era rico pero egoísta acabó sin hogar”.

 

David Jirard
David nació durante los turbulentos años sesenta en la región del medio oeste de los Estados Unidos. A una edad temprana se interesó por la música y durante la escuela secundaria y la universidad tocó la guitarra principal para varias bandas locales.

Luego de graduarse como B.A. en Psicología, dejó la escena musical local para trabajar en equipo instalando cables de fibra óptica en postes telefónicos, en varias ciudades. Después de tener que subir postes podridos, rodeados de cercas, se dirigió al mundo de I.T. donde ahora comparte risas con su esposa y distribuye su tiempo en atender a sus colmenas y escribir artículos sobre la cultura china y temas sociales.
- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

7 comportamientos tóxicos que se hicieron aceptables en la sociedad

Por Raven Montmorency   Es triste pero cierto que nuestra sociedad, en estos últimos tiempos, ha llegado a aceptar ciertos tipos...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img