Xu Zhimo: El discurso de boda chino más incómodo

Por Billy Shyu

 

Hubo una vez un discurso de boda memorable, que no sólo es un tema popular en los círculos literarios chinos, sino que también conlleva una buena lección para la sociedad actual.

Liang Qichao era un erudito de la historia moderna de China que conocía tanto los estudios chinos como los occidentales. Uno de sus alumnos, Xu Zhimo, fue uno de los poetas chinos románticos más reconocidos del siglo XX.

Aunque la vida de Xu fue corta, se hizo famoso por su poesía romántica.

Por su parte, Lu Xiaoman era una mujer muy conocida por ser el alma de las fiestas de Shanghai, era  famosa por sus relaciones amorosas con dos hombres, uno de los cuales era Xu Zhimo.

Lu_Xiaoman
Lu Xiaoman era una famosa mujer de Shanghai conocida por sus relaciones amorosas con dos hombres, uno de los cuales era Xu Zhimo. (Image: via Public Domain)

La historia de amor entre Xu Zhimo y Lu Xiaoman

Tanto Xu Zhimo como Lu Xiaoman estaban casados antes de conocerse. Sus padres arreglaron el primer matrimonio de Xu con Zhang Youyi. Tras enamorarse de Lu Xiaoman en Inglaterra, Xu envió una notificación de divorcio por escrito a Zhang justo antes de dar a luz a su hijo.

Al enterarse de la notificación, el maestro de Xu, Liang Qichao, se indignó y criticó a Xu por su inmoralidad.

Lu Xiaomen estaba comprometida con Liang Sicheng, el hijo del maestro de Xu, cuando se enamoró de éste. Xu estaba disgustado en ese momento, ya que no quería traicionar la confianza de su maestro.

Pero poco después se enamoró de Lu y empezaron a planear su boda. Liang Qichao estaba muy descontento con esta situación.

Al darse cuenta de que la pareja estaba realmente enamorada, el padre de Xu puso dos condiciones para su matrimonio. La primera era que debían pedir a Liang Qichao que sirviera de testigo principal en su ceremonia de boda. La otra era que debían pagar los gastos de la boda.

Xu_Zhimo_Lu_Xiaoman
Xu Zhimo and Zhang Youyi. Xu Zhimo y Zhang Youyi. (Image: via Public Domain)

El incómodo discurso

La gran ceremonia nupcial se celebró en Beijing el día de San Valentín chino (el séptimo día del séptimo mes del calendario lunar chino), el 3 de octubre de 1926.

Liang Qichao, como testigo principal, pronunció uno de los discursos de boda más incómodos de todos los tiempos.

Liang Qichao dijo:

Zhimo y Xiaoman, ya que ambos habéis pasado por un divorcio, espero que no tengáis que volver a pasar por él. El matrimonio es algo importante en la vida y nunca debe considerarse un juego de niños.

Hoy en día, los jóvenes tienden a pensar que una relación amorosa es muy importante, pero ¿que significa una relación amorosa?

Puede ser importante para los hombres y mujeres solteros. Pero para los casados, si tienes una aventura con otra persona, estás rompiendo las reglas. En aras de tu supuesta felicidad, has traicionado a tu ex marido y a tu ex mujer. ¿Has pensado alguna vez en su felicidad?

Como dice el viejo refrán: ‘No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti’. ¿Cómo puedes ser feliz a costa de los demás?

Zhimo, tu temperamento voluble y tu actitud caprichosa hacia el matrimonio han provocado tu divorcio una y otra vez.

Xiaoman, deberías comportarte y ajustarte a las virtudes femeninas, y no deberías interferir en la carrera de Zhimo

Ambos os habéis divorciado debido a una actitud impulsiva hacia el matrimonio. ¡Deberían arrepentirse y empezar de nuevo! ¡Espero que esta sea vuestra última boda!”

Estas contundentes palabras no sólo dejaron atónitos a los novios, sino también a los invitados. El discurso fue realmente la lección perfecta para los recién casados.

Después de escuchar el discurso, Xu dijo:

“He asistido a las clases del señor Liang y he escuchado numerosos discursos, pero éste es, con mucho, el más impresionante”.

El matrimonio no es un juego de niños, y el verdadero amor no debe ser a costa de los demás. Tal vez el discurso de la boda del señor Liang sea un gran palo de advertencia para la gente de hoy en día, quién considera el matrimonio como algo poco serio y ante la primera dificultad, la salida más rápida es el divorcio.

Leave a Comment