El amor incondicional, junto con la disciplina, produce hijos agradecidos

 

Por Mónica Song

 

oy Hen día en la sociedad existe una frase recurrente: -“¡Los jóvenes son todos desagradecidos!”. Con esta frase, la pregunta que todos deberíamos hacernos es ¿por qué estamos criando niños que no muestran gratitud?.

Frecuentemente nos resulta fácil mirar al exterior y culpar a los demás, pero ¿con qué frecuencia nos vemos a nosotros mismos como padres y adultos que supuestamente somos responsables de ser los modelos a seguir, para la generación más joven?.

Se podría decir que “el problema de los jóvenes” se debe principalmente a las malas enseñanzas y al modelo equivocado mostrado por padres y adultos por igual.

La abundancia de actividades materialistas y la falta de valores solo pueden criar descendencia que es poco agradecida y responsables de sus acciones.

Con otras palabras, para convertirse en una persona responsable, lo primero que hay que aprender es cómo ser agradecido. Esto puede parecer una virtud que uno trae consigo mismo, pero en realidad es algo moldeado por la educación de los padres, la familia y el entorno más cercano.

Como padres, nuestro mayor logro es aspirar a criar hijos que sean independientes y que aporten a la sociedad buenos valores, la gratitud es uno de ellos. ¿Cuántos de nosotros actualmente mostramos gratitud hacia nuestros padres, sin importar la edad que puedan tener?.

A continuación te mostramos tres historias de relaciones parentales que dan forma a nuestros jóvenes de hoy.

Falta de límites

Recientemente en China, hubo noticias sobre una madre arrodillada frente a su hijo. Se arrodilló durante más de una hora, con la esperanza de que al hacerlo, pudiera convencerlo de que asistiera a la escuela ese día.

El hijo, por su parte, mostró total indiferencia. Se sentó con las piernas cruzadas en una silla y jugó tranquilamente con su teléfono. Incluso capturó a su madre arrodillada y publicó la foto a sus amigos con la leyenda: “¡Vive cada día felizmente!”.

La publicación se volvió viral. La maestra del joven al ver esta publicación, se apresuró a ir a su casa. Trató de hablarle con palabras claras para que se diera cuenta de su mal comportamiento, pero desafortunadamente, la madre, sin tomar en cuenta la connotación de lo que estaba ocurriendo, interrumpió a la maestra diciendo:

“Lo hice por mi cuenta. No me obligó a hacerlo. ¡No lo acuses!”

The son showed no gratitude whatsoever, only total indifference about her request.
El hijo mostró total indiferencia y no podía preocuparse menos por su solicitud. (Imagen: mint_images vía Envato Elements)

Tal escena muestra tristemente la arrogancia e indiferencia sin reservas del hijo hacia la dignidad de su madre, pero también muestra la necedad de la madre protegiendo a su hijo a toda costa al evitar su responsabilidad de disciplinarlo y enseñarle los valores éticos de la familia, del respeto y la gratitud.

Esto habla por sí mismo: este es el mayor desafió en una relación padre-hijo.

Consentimiento excesivo

La segunda historia muestra a un hombre perdiendo dinero jugando mahjong. Quería obtener $419,914.00 pesos de su madre para volver y apostar un poco más. Cuando ella dijo que no tenía esa cantidad de dinero, él le dijo que lo pidiera prestado.

La madre rechazó su pedido. El hijo se puso furioso y empujó a su madre al suelo frente a todos en la calle. Más tarde, se escuchó a un pariente comentar:

“Este joven no ha sido bueno para nada desde una edad temprana. Es culpa de la madre, lo que él quiera, ¡ella se lo da!”

Las palabras del familiar pueden parecer duras e innecesarias. Sin embargo, al profundizar en este problema, ¿no ha sido moldeado el hijo por el amor cariñoso de la madre sin la enseñanza ética y la disciplina adecuadas?

La gratitud desinteresada es recompensada

Nuestra tercera historia está basada en una película iraní titulada Hussein’s Letter (Carta de Hussein). El tema es sobre la gratitud.

Un hombre rico de una ciudad donó papelería a un pueblo remoto empobrecido. Un pobre niño llamado Hussein fue uno de los destinatarios. Consiguió cinco lápices empacados en una colorida bolsa de papel con la dirección de la tienda de venta de lápices marcada en ella.

La madre de Hussein le recordó:

-“Tienes que cuidar bien esta bolsa de papel. ¡Es la única dirección que tienes para mostrar tu agradecimiento!”

Hussein hizo lo que le dijeron. Después de graduarse de la escuela secundaria, continuó estudiando y trabajando a tiempo parcial. Con este ingreso, cada mes, pudo enviar una postal para agradecer al donante. Lo envió a la tienda para que redirigiera la tarjeta al hombre rico.

Wooden pencils sitting in a pile on a wooden surface.
Un niño pobre consiguió cinco lápices empacados en una colorida bolsa de papel con la dirección de la tienda de venta de lápices marcada en ella. (Imagen: Monoar_CGI_Artist vía Pixabay)

Fue dos años más tarde, cuando el dueño de la tienda recibió la postal número 27 de Hussein y decidió ayudarlo a enviar la pila de tarjetas a las manos del destinatario previsto. Preguntó por la dirección del hombre rico y finalmente le dio las postales.

El hombre rico se conmovió por la sincera muestra de gratitud de Hussein. A cambio, lo invitó a venir a la ciudad para trabajar como su amo de llaves.

Alguien que está genuinamente agradecido no lo hace por el bien de cualquier retorno esperado, pero a menudo se ve que los retornos inesperados estan allí para aquellos que actúan de corazón.

Muchas personas hoy en día son grandes triunfadores. Sin embargo, muy pocos sobresalen realmente debido a su falta de gratitud. Fomentar la gratitud en uno mismo ayuda a una persona a permanecer humilde y amable. ¿Cómo pueden las buenas personas con estas cualidades equivocarse en la vida?.

Un antiguo historiador, erudito y escritor chino de la dinastía Song llamado Sima Guang escribió un libro titulado “Norma familiar”.  En su libro enseña que un padre debe evitar preocuparse demasiado en mostrar un amor sobre-protector y consentidor hacia sus hijos. Y por el contrario debe centrarse en una educación sólida, con valores claros y límites firmes.

 

Mónica Song
Nacida y criada en China, Mona mantiene un ojo siempre atento a los titulares de las noticias chinas que merecen ser traducidas al inglés para los lectores de Nspirement.

Leave a Comment