¿Cómo se salvaron misteriosamente los pasajeros de un barco bloqueado por el hielo?

Debes Leer!

Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

Esta es la historia de cómo los pasajeros de un barco con hielo, fueron rescatados debido a la visión que tuvo el primer oficial de un barco mercante.

Un día de 1828, a bordo de un barco mercante que viajaba entre Liverpool, Inglaterra y Canadá, Robert Bruce, el primer oficial, vio a un hombre que no conocía sentado en la cabina del capitán escribiendo en una pizarra.

El hombre se volvió y lo miró con una expresión inmóvil y seria. Esto alarmó a Bruce. Corrió a la cubierta y fue a informar lo que había visto al capitán.

El capitán dijo:

“Debes estar volviéndote loco, Sr. Bruce, ¿un extraño? ¡Hemos estado fuera durante casi seis semanas! Baja y mira quién es”.

Bruce dijo:

“Nunca creí en los fantasmas, pero, para ser honesto, señor, no me gustaría ir a verlo solo”.

Así que el capitán y el primer oficial fueron juntos a la cabina del capitán y la encontraron vacía. Sin embargo, cuando examinaron la pizarra, encontraron escrito en ella “dirijanse hacia el noroeste”.

El capitán dijo con severidad:

“Señor, se está burlando de mí, ¿no?” .

Bruce juró que estaba diciendo la verdad. El capitán se sentó en su escritorio durante unos minutos contemplando la pizarra, luego dio la vuelta,  le pidió a Bruce que escribiera “rumbo al noroeste” en la parte posterior.

La letra a ambos lados de la pizarra era completamente diferente. Luego llamó al segundo oficial y a los otros miembros de la tripulación, para que a su vez escribieran las mismas palabras.

A chalkboard with the word 'heading northwest' written on it.
El capitán ordeno a su tripulación que escribieran en la pizarra “rumbo hacia el nororeste”(Image: via Pixabay)

Usando este método, revisó a toda la tripulación. Ninguno de ellos tenía una escritura a mano que se pareciera ni remotamente a la de la pizarra. Luego registraron todo el barco a fondo, de proa a popa, y no encontraron signos de polizones.

El capitán finalmente preguntó:

“Sr. Bruce, ¿qué piensa de esta situación, le encuentra algún sentido?”

Bruce dijo:

“No puedo decirlo, señor. Vi al hombre escribiendo, y usted vio su escritura,  debe haber algo sospechoso en ella”.

Los pasajeros del barco con hielo se salvan

Como el viento soplaba bien, un desvío hacia el noroeste solo tomaría unas pocas horas más, por lo que el capitán ordenó un giro hacia el noroeste. Después de navegar durante unas tres horas, el mirador informó de un iceberg delante y un barco cerca de él.

A medida que navegaban más cerca, el capitán miró a través de sus binoculares y vio al barco con un gran número de personas a bordo. De hecho, era un barco en peligro, firmemente congelado en el hielo. Envió algunas pequeñas embarcaciones para rescatar a los sobrevivientes.

Cuando un tercer bote salvavidas regresó con sus pasajeros abordo, el barco más grande, Bruce se sorprendió al descubrir que entre ellos estaba el hombre que había visto en la cabina del capitán unas horas antes.

Among the icebound ship's passengers was a familiar face.
Cuando un tercer bote salvavidas regresó, el primer oficial se sorprendió al reconocer a uno de los pasajeros. (Imagen: stevanovicigor vía Envato Elements)

A petición del capitán, el hombre escribió las palabras “rumbo al noroeste” en el lado en blanco de la pizarra. Cuando se entregó la pizarra, se sorprendió tanto como cualquiera al encontrar exactamente las mismas palabras y la misma letra en el otro lado.

El hombre que acababa de escribir estas palabras, dio la vuelta a la pizarra una y otra vez:

“Solo escribí en un lado, ¿quién escribió en el otro?”

No podía recordar la escena que había conmocionado a Bruce en absoluto. Sin embargo, recordó una cosa que podría ser relevante. Se había quedado profundamente dormido al mediodía de ese día, extremadamente agotado. Se despertó y declaró que ciertamente se salvarían porque había soñado que había abordado un barco, que había venido a rescatarlos.

El capitán del barco en peligro confirmó su historia. El capitán dijo:

“Nos contó sobre la apariencia y el equipo del barco. Para nuestro asombro, su barco apareció exactamente como él lo describió”.

Esta historia fue publicada en 1860 en Footfalls On The Boundary Of Another World, por Robert Dale Owen, Filadelfia, Lippincott 1860, y fue escrita por el buen amigo de Robert Bruce, el capitán J.S. Clarke de la goleta Julia Hallock. Clarke describió a Bruce como “uno de los hombres más sinceros y directos que había conocido en su vida”.

Esta historia es inusual, en la cual el espíritu no solo abandona el cuerpo y se manifiesta, sino que también viaja a un barco distante y deja un mensaje en una escritura reconocible con un mensaje preciso. Y la pizarra en el barco y la letra que en ella se halla, son difíciles de negar como “evidencia sólida”.

 

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

Liu Xiangshi: Legendario adivino de Taiwán

Por Michael Segarty   En Taiwán, vivía un legendario adivino cuyos poderes mágicos y habilidades para la adivinación todavía se hablan...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img