Primer sistema de crédito social en Europa: ¿Recompensas para los ciudadanos ejemplares?

Debes Leer!

Armin Auctor
Armin lleva más de una década escribiendo, orientado principalmente al estilo de vida, al desarrollo personal y a temas éticos, como la persecución de las minorías en China y los derechos humanos.

Por Armin Auctor

En medio de controversias y molestias, una ciudad de Italia pondrá en marcha un sistema de crédito social que se implementará a través de una app. Esto se llevará a cabo en la ciudad de Bolonia.

La medida fue anunciada por el concejal Massimo Bugani y el alcalde de Bolonia Matteo Lepore. El uso de las puntuaciones de crédito social es común en China, pero varios países europeos han arremetido contra los defensores del sistema.

Esta medida distópica funciona de forma muy parecida a la puntuación de crédito tradicional. Sin embargo, sus implicaciones no se limitan al ámbito financiero. Las puntuaciones de crédito social están relacionadas con el nivel de cumplimiento de las normas de la región por parte de un residente y la negación o aceptación de las mismas.

Los detractores del sistema alegan que en países como China, esta herramienta se utiliza para limitar la libertad de expresión y los derechos individuales.

Sin embargo, los gobiernos de las naciones occidentales están pensando en cómo utilizar esta herramienta para controlar situaciones como una pandemia.

“Vemos lo que está ocurriendo en China ahora mismo con la puntuación de crédito social, donde el gobierno está controlando y vigilando a todas las personas de principio a fin”. – Cristian Terhes. (Imagen: Foto Aksakalko vía Dreamstime)

Italia será el primer país europeo en implantar un sistema de crédito social

Italia está a punto de convertirse en el primer país europeo en implantar un sistema de crédito social patrocinado por el gobierno. También se pondrá en marcha un programa basado en recompensas.

Se pretende que tenga un impacto en las reacciones de la gente, ante el cambio climático. Los residentes serán evaluados en función de su nivel de cumplimiento.

El programa se pondrá en marcha en Bolonia en otoño de 2022. Los ciudadanos que hagan lo necesario, recibirán recompensas en forma de criptomoneda, y también obtendrán descuentos de los comercios locales.

Se premiará el uso del transporte público y el reciclaje correcto.

Los ciudadanos recibirán una cartera ciudadana inteligente, y con ella podrán acceder a las recompensas que se les otorguen.

Al principio, la inscripción en la cuenta de crédito social es opcional. Sin embargo, es posible que a largo plazo se convierta en obligatoria. Se asemeja a uno de los tan cacareados pasaportes vacunas distópicos que se han implantado en la UE.

La lucha contra la conversión de Europa en un país de corte chino.

Los diputados del Parlamento Europeo (PE) han dicho que estas medidas estaban previstas desde antes. Cuatro eurodiputados explicaron por qué el paso a un sistema de crédito social viola los derechos fundamentales de los ciudadanos.

En una rueda de prensa, Cristian Terhes, eurodiputado rumano, dijo:

“Está claro que estamos asistiendo ahora mismo a la chinificación de Europa. Porque vemos lo que está ocurriendo en China ahora mismo con la puntuación de crédito social, donde el gobierno está controlando y vigilando a toda la gente de principio a fin.

Controlan todo lo que hacen, todo por donde pasan, es todo, ya sabes – controlan todo y vigilan todo. Esto es un ejemplo de tiranía”. (The Exposé).

Cuatro diputados del Parlamento Europeo explicaron por qué la medida viola los derechos fundamentales de los ciudadanos. (Imagen: Ifeelstock vía Dreamstime)

Lo llamaron la Chinaficación de Europa. China implantó plenamente el sistema de puntuación de crédito social en 2011.

El concejal Bugani dijo que no se va a obligar a los residentes a utilizar la aplicación. Sin embargo, eso no ha conseguido acallar y apaciguar a los detractores.

Yannick Chatelain, un destacado periodista francés, expresó su preocupación por el hecho de que la aplicación esté destinada a aislar a las personas que siguen las ideologías del gobierno y a las que no.

Esta última categoría podría recibir prestaciones limitadas en el futuro. Dijo:

“No hay que ser un gran visionario para predecir lo que va a pasar: en mi opinión, primero habrá quienes sigan la corriente. Pero este acatamiento será interpretado por los creadores de este sistema – de forma extremadamente reduccionista – como una prueba de la voluntad de una parte del pueblo.

Los que se nieguen a participar podrían ser eliminados”. (El Conservador Europeo).

En China, se utiliza ampliamente un sistema de crédito social para controlar a los ciudadanos y limitar sus actividades en función de su puntuación. (Imagen: Piyamas Dulmunsumphun vía Dreamstime)

Una empresa tecnológica italiana llamada Privacy Network, que se ocupa de cuestiones de privacidad digital, dijo que la aplicación puede tener implicaciones éticas y sociales a largo plazo.

La práctica puede violar y limitar los derechos y libertades de los ciudadanos, dijo en una declaración en línea.

En China, los ciudadanos se enfrentan a obstáculos para viajar, acceder a la educación, a Internet y al empleo debido a este sistema, como se ha informado. El gobierno italiano es conocido por sus políticas ecológicas, por lo que la medida medioambiental no es precisamente inusual.

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

¿Cuánto saben los jóvenes chinos sobre la masacre de la Plaza de Tiananmen?

Por Armin Auctor La Voz de América (VOA) informó que la masacre de la Plaza de Tiananmen de 1989 sigue...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img