Las futuras tormentas tropicales afectarán a más lugares

Debes Leer!

Nspirement Staff
Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

Por Troy Oakes

 

Un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Yale sugiere que en el siglo XXI se producirá una expansión de las tormentas tropicales -huracanes, ciclones y tifones- hacia las regiones de latitud media, que incluyen grandes ciudades como Nueva York, Boston, Beijin y Tokio.

Los autores del estudio, publicado en la revista Nature Geoscience, afirman que las tormentas tropicales podrían migrar hacia el norte y el sur en sus respectivos hemisferios, a medida que el planeta se calienta como consecuencia de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero.

La tormenta subtropical Alpha de 2020, el primer ciclón tropical observado que tocó tierra en Portugal, y el huracán Henri de 2021, que tocó tierra en Connecticut, pueden ser precursores de esas tormentas tropicales.

El primer autor, Joshua Studholme, físico del Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias de la Facultad de Artes y Ciencias de Yale, y autor colaborador del sexto informe de evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas, publicado a principios de este año, dijo:

“Este representa un riesgo importante e infravalorado del cambio climático. Esta investigación predice que los ciclones tropicales del siglo XXI se producirán probablemente en un rango de latitudes más amplio que el que ha existido en la Tierra durante los últimos 3 millones de años”

Los coautores del estudio son Alexey Fedorov, profesor de ciencias oceánicas y atmosféricas de Yale, Sergey Gulev, del Instituto Shirshov de Oceanología, Kerry Emanuel, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, y Kevin Hodges, de la Universidad de Reading.

While an increase in tropical storms is commonly cited as a harbinger of climate change, much remains unclear about how sensitive they are to the planet’s average temperature.
Aunque el aumento de las tormentas tropicales se suele citar como un presagio del cambio climático, todavía no está muy claro hasta qué punto son sensibles a la temperatura media del planeta. (Imagen: WikiImages vía Pixabay)

Aunque el aumento de las tormentas tropicales se suele citar como un presagio del cambio climático, todavía no está claro hasta qué punto son sensibles a la temperatura media del planeta.

En la década de 1980, Emanuel, coautor del estudio, utilizó conceptos de la termodinámica clásica para predecir que el calentamiento global provocaría tormentas más intensas, una predicción que ha sido validada en los registros de observación.

Sin embargo, otros aspectos de la relación entre las tormentas tropicales y el clima siguen careciendo de una teoría con base física.

Por ejemplo, los científicos no se ponen de acuerdo sobre si el número total de tormentas tropicales aumentará o disminuirá a medida que el clima se caliente, ni sobre por qué el planeta experimenta aproximadamente 90 eventos de este tipo cada año.

Según Fedorov:

“Hay grandes incertidumbres sobre cómo cambiarán los ciclones tropicales en el futuro. Sin embargo, múltiples líneas de evidencia indican que podríamos ver más ciclones tropicales en las latitudes medias, incluso si la frecuencia total de los ciclones tropicales no aumenta, lo que todavía se debate activamente.

Junto con el aumento previsto de la intensidad media de los ciclones tropicales, este hallazgo implica mayores riesgos debido a los ciclones tropicales en el clima de calentamiento de la Tierra”

Las tormentas tropicales se forman a baja altura

Normalmente, las tormentas tropicales se forman en latitudes bajas que tienen acceso a las aguas cálidas de los océanos tropicales y lejos del impacto de cizallamiento de las corrientes en chorro, las bandas de viento de oeste a este que rodean el planeta.

La rotación de la Tierra hace que los grupos de tormentas eléctricas se agrupen y giren para formar los vórtices que se convierten en tormentas tropicales. También existen otros mecanismos de formación.

Según los investigadores, a medida que el clima se calienta, las diferencias de temperatura entre el Ecuador y los polos disminuyen. En los meses de verano, esto puede provocar el debilitamiento o incluso la ruptura de la corriente en chorro, abriendo una ventana en las latitudes medias para que se formen e intensifiquen las tormentas tropicales.

Para el estudio, Studholme, Fedorov y sus colegas analizaron simulaciones numéricas de climas cálidos del pasado lejano de la Tierra, observaciones recientes de satélites y diversas proyecciones meteorológicas y climáticas, así como la física fundamental que rige la convección atmosférica y los vientos a escala planetaria. (Imagen: 12019 vía Pixabay)

Para el estudio, Studholme, Fedorov y sus colegas analizaron simulaciones numéricas de climas cálidos del pasado lejano de la Tierra, observaciones recientes de satélites y una variedad de proyecciones meteorológicas y climáticas, así como la física fundamental que rige la convección atmosférica y los vientos a escala planetaria.

Por ejemplo, observaron que las simulaciones de climas más cálidos durante el Eoceno (hace 56 a 34 millones de años) y el Plioceno (hace 5,3 a 2,6 millones de años) vieron cómo se formaban e intensificaban los ciclones tropicales en latitudes más altas.

Studholme, que es becario postdoctoral en Yale, dijo:

“El problema central a la hora de hacer predicciones sobre futuros huracanes es que los modelos utilizados para las proyecciones climáticas no tienen la suficiente resolución para simular ciclones tropicales realistas.

En su lugar, se suelen utilizar varios enfoques diferentes e indirectos. Sin embargo, esos métodos parecen distorcionar la física subyacente de cómo se forman y desarrollan los ciclones tropicales. Varios de estos métodos también proporcionan predicciones que se contradicen entre sí”.

El nuevo estudio extrae sus conclusiones examinando las conexiones entre la física de las tormentas tropicales a escalas demasiado pequeñas para ser representadas en los modelos climáticos actuales y la dinámica mejor simulada de las corrientes en chorro de la Tierra y la circulación del aire de norte a sur, conocidas como células Hadley.

 

Proporcionado por: Jim Shelton, Universidad de Yale

Troy Oakes
Troy nació y se crió en Australia y siempre ha querido saber por qué y cómo funcionan las cosas, lo que lo llevó a su amor por la ciencia. Es fotógrafo profesional y disfruta fotografiando los hermosos paisajes de Australia. También es un cazador de tormentas profesional donde vive actualmente, Hervey Bay, Australia.

 

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

Teléfonos inteligentes para niños: ¿Cuál es la edad adecuada?

Por Ratul Saha Los teléfonos inteligentes para niños son una forma estupenda de contactar a los niños a medida que...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img