¿Por qué la gente sigue órdenes incluso cuando van en contra de su propio juicio?

Debes Leer!

Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

Por Troy Oakes

En la década de 1960, en un sótano de la Universidad de Yale, algunos experimentos interesantes y controvertidos fueron llevados a cabo por el psicólogo Stanley Milgram.

Sus hallazgos mostraron que las personas seguirán órdenes e infligirán dolor a otra persona simplemente porque alguien en una posición de autoridad, les dijo que lo hicieran.

Entonces, ¿qué tan fácil es convencer a las buenas personas de que sigan órdenes y hagan cosas malas?

Según un nuevo estudio, depende de cuánto control siente esa persona sobre sus propias elecciones y es ese “sentido de autonomía” el que afecta la forma en que el cerebro procesa el resultado de esas acciones.

Los investigadores han llevado los experimentos clásicos de Stanley Milgram un paso más allá, ahora pueden proporcionar nueva evidencia que podría ayudar a explicar por qué las personas son tan fácilmente coaccionadas.

Según el estudio realizado por investigadores del University College de Londres y la Universidad Libre de Bruselas en Bélgica, cuando seguimos la orden de otra persona, cuando alguien nos da una orden, en realidad nos sentimos menos responsables de nuestras acciones y de las dolorosas consecuencias.

Patrick Haggard, del University College de Londres, dijo en un comunicado:

“Tal vez cuando somos obligados a hacer algo, algún sentimiento básico de responsabilidad realmente se reduce”.

“Las personas a menudo afirman tener una responsabilidad reducida porque ‘solo obedecían órdenes’. Pero, ¿están diciendo eso para evitar el castigo o las órdenes realmente cambian la experiencia básica de la responsabilidad?”

Three Hong Kong police forcibly holding an elderly man down, pushing his face into the sidewalk.
Las personas a menudo afirman tener una responsabilidad reducida porque “solo obedecían órdenes”. (Imagen: Studio Incendo vía Flickr)

Haggard y sus colegas buscaron la respuesta a esta pregunta midiendo el fenómeno llamado “sentido de autonomía”. Esta es la sensación de que las acciones de una persona han sido causadas por algunos eventos externos.

Por ejemplo, Haggard explica que si enciendes un interruptor de luz y se enciende una luz, a menudo experimentas esos eventos como casi simultáneos, incluso si hay un retraso.

Los experimentos de Milgram consistían en que los estudiantes participantes hacían una serie de preguntas y luego aplicaban descargas eléctricas cada vez más dolorosas en caso de respuestas erróneas a un individuo no visible.

Las personas a menudo seguirán órdenes incluso cuando éstas van en contra de su propio juicio

Independientemente de la controversia sobre la ética de los métodos de Milgram, muchos estudiantes mostraron signos de angustia emocional incluso mientras seguían las órdenes.

El experimento de Milgram mostró que la mayoría de los participantes estaban dispuestos a seguir una orden incluso cuando iba en contra de su propio juicio.

Haggard y sus colegas determinaron que cuando se les obligaba a tomar una acción que afecta negativamente a otra persona, los individuos experimentaban una voluntad reducida, alterando sus percepciones de causa y efecto.

En el nuevo estudio, que fue publicado en la revista Cell Press Current Biology, los investigadores realizaron una serie de experimentos.

En primer lugar, un “agente” provocaría dolor físico leve o daño financiero a una “víctima“, una decisión que era presionada o tomada libremente.

Luego, los participantes intercambian lugares, para que supieran exactamente qué tipo de daño estaban infligiendo.

En la segunda parte del estudio, los investigadores analizaron cuáles son los efectos de las condiciones de “coerción” y “libre elección” en la actividad cerebral.

Milgram discovered that people would follow orders and inflict pain on another person purely because someone in a position of authority told them to.
Milgram descubrió que la gente infligía dolor a otra persona simplemente porque alguien en una posición de autoridad se los pedía. (Image: Dmitry Kalinovsky via Dreamstime)

Según EurekAlert!: “Los investigadores informan que la coerción condujo a un aumento pequeño pero significativo en el intervalo de tiempo percibido entre la acción y el resultado en comparación con las situaciones en las que los participantes eligieron libremente infligir los mismos daños.

Curiosamente, la coerción también redujo el procesamiento neuronal de los resultados de la propia acción. Los investigadores concluyeron que las afirmaciones de responsabilidad reducida bajo coerción podrían corresponder a un cambio en los sentimientos básicos de responsabilidad, no solo a los intentos de evitar el castigo social”.

Haggard dice que sería interesante averiguar si bajo coerción, algunas personas experimentan más fácilmente un sentido reducido de voluntad que otras.

“CUANDO SIENTES UN SENTIDO DE AUTONOMÍA, TE SIENTES RESPONSABLE DE UN RESULTADO, OBTIENES CAMBIOS EN LA EXPERIENCIA DEL TIEMPO DONDE LO QUE HACES Y LOS EFECTOS QUE PRODUCES PARECEN ESTAR MÁS CERCA.

“AFORTUNADAMENTE PARA LA SOCIEDAD, SIEMPRE HA HABIDO ALGUNAS PERSONAS QUE  HAN HECHO FRENTE A LA COERCIÓN”.

Que te digan que hagas algo moralmente cuestionable no es una defensa para un comportamiento indefendible.

Pero este estudio al menos ayuda a explicar por qué las personas están tan dispuestas a causar daño, simplemente porque una figura de autoridad les dijo que lo hicieran.

Obtenga más información sobre el experimento Milgram de BigHistoryNL:

Troy Oakes
El autor de este artículo nació y creció en Australia y siempre ha querido saber por qué y cómo funcionan las cosas, lo que le llevó a su amor por la ciencia.
Es fotógrafo profesional y le gusta fotografiar los bellos paisajes de Australia. También es cazador profesional de tormentas; actualmente vive en Hervey Bay, Australia.
- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

La tradición italiana de las higueras prospera en los jardines norteamericanos

Por Armin Auctor   Encontrarse en una situación de diáspora hace que las personas a menudo se aferren  estrechamente a sus...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img