¿Por qué el Partido Comunista Chino quiere tu ADN?

Debes Leer!

Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

Por Steven Li

El año pasado, China declaró públicamente sus planes de ampliar su base de datos mundial de ADN.

Según el órgano de propaganda estatal Xinhua, en la 15ª Cumbre de Líderes del G20, celebrada el 21 de noviembre de 2020, el presidente del Partido Comunista Chino (PCCh), Xi Jinping, dijo:

“Tenemos que armonizar más las políticas y las normas y establecer ‘vías rápidas’ para facilitar el flujo ordenado de personal.

China ha propuesto un mecanismo mundial de reconocimiento mutuo de certificados sanitarios basados en resultados de pruebas de ácido nucleico en forma de códigos QR aceptados internacionalmente. Esperamos que más países se unan a este mecanismo”.

Aunque Xi promueve el desarrollo de tecnologías y la unificación global como medio para superar la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, no aborda las preocupaciones sobre la privacidad y las ramificaciones de una base de datos de ADN generalizada.

De hecho, un artículo del New York Times reveló que el PCCh ha estado trabajando en un mapa genético de  aproximadamente 700 millones de sus hombres mediante la colecta forzada de muestras de sangre a partir del 2014, lo que culminó con la creación de una base de datos nacional a finales de 2017.

Las autoridades se han centrado en los hombres y los niños en particular porque, “Cometen más delitos, según las estadísticas”, dijo el artículo del Times.

Aquellos que se niegan a la extracción de sangre son catalogados como “casa negra” y pueden ser despojados de beneficios como el derecho a viajar y a visitar un hospital.

Esfuerzos de vigilancia

Una declaración de marzo de 2020 de los funcionarios del municipio de Guanwen, en la provincia suroccidental de Sichuan, encontrada por el Instituto Australiano de Política Estratégica, afirma que la base de datos de ADN ya se ha utilizado para aumentar los esfuerzos de vigilancia.

El proyecto Sharp Eyes es un programa de vigilancia local que anima a los vecinos a denunciarse mutuamente por actividades sospechosas, especialmente en las zonas rurales donde la presencia de la policía y las cámaras de seguridad son relativamente escasas.

A los activistas de los derechos humanos les preocupa que la ciencia genética proporcione a las autoridades chinas un acceso ilimitado a los secretos genéticos y a las conexiones familiares.

Los datos recogidos ya han sido utilizados por una empresa de biotecnología, Anke Bioengineering, para construir un “Skynet de ADN” que integra la videovigilancia y el big data para crear un potente sistema policial.

Los activistas advierten que los funcionarios podrían llegar a plantar pruebas de ADN en las escenas de un crimen para inculpar y procesar injustamente a los disidentes.

“Laboratorio de genética” de USFWS Pacific tiene licencia CC BY-NC 2.0

Newsweek informa de que otros objetivos del PCCh podrían ser “dominar la industria de la biotecnología” mediante el acopio de datos genéticos y desarrollar “armas biológicas diseñadas para atacar a determinados grupos étnicos”.

Los medios de comunicación estatales chinos afirman que China ya cuenta con la mayor base de datos genéticos del mundo, con más de 80 millones de perfiles. Para reunir esta cantidad de perfiles genéticos, el PCCh ha empleado una gran variedad de métodos.

Mediante la realización de ensayos de fase III de su vacuna contra el coronavirus en Marruecos y otros países, China ha podido reunir el ADN de los participantes.

Coacción

Para coaccionar a los países que pueden dudar en unirse a los ensayos clínicos, como Nigeria y otros países africanos, los funcionarios del PCCh han declarado en privado que el acceso a las vacunas puede ser restringido a los no participantes.

Edward You, agente especial supervisor, FBI:

“El gobierno autoritario de China y su líder Xi Jinping han sido abiertamente audaces sobre sus ambiciones de vencer a Occidente y cosechar los beneficios de los avances en la ciencia y tecnología del ADN.

El régimen comunista incluso tiene un manifiesto publicado con un nombre muy llamativo… Hecho en China 2025″.

China quiere dominar el sector de la biotecnología como líder en el desarrollo de vacunas y medicina de precisión.

En los Estados Unidos, China ha recopilado datos genéticos mediante la adquisición de empresas estadounidenses, como Complete Genomics en 2013.

En septiembre de 2020 la empresa GNC, en quiebra, se vendió a Harbin Pharmaceutical Group Co, con sede en China, por 770 millones de dólares.

Al menos 23 empresas asociadas a China están acreditadas para realizar pruebas genéticas en ciudadanos estadounidenses y buscan acceso a datos genéticos trabajando con empresas de genealogía como 23andMe.

Además, la agenda del PCCh se ha visto reforzada por los esfuerzos para evitar la transferencia de datos chinos a países extranjeros.

En mayo de 2019, el Consejo de Estado del PCCh publicó una orden para regular sus recursos genéticos humanos, incluida la prohibición de que entidades extranjeras recolecte o preserven recursos genéticos humanos en China y transfieran recursos genéticos humanos al extranjero.

El ADN en venta

El 31 de enero de 2021 se emitió un episodio del programa 60 Minutes de CBS News titulado: “Dejando atrás, la carrera de los biodatos, el ADN en venta”, en el que se informaba de los resultados de una investigación sobre los esfuerzos de China para recoger el ADN de los estadounidenses.

La mayor empresa de biotecnología del mundo, el grupo BGI, tiene su sede en China y, al parecer, ha enviado cartas a varios estados ofreciéndose a “aportar conocimientos técnicos”, proporcionar “secuenciadores de alto rendimiento” y “hacer donaciones adicionales” para ayudar en las pruebas de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).

El BGI ha participado en la recopilación de datos genéticos de la etnia uigur y recibió 1.500 millones de dólares del gobierno chino en 2010.

Encarcelamiento y prohibición

Sophie Richardson, directora del programa sobre China de Human Rights Watch, explica cómo más de un millón de uigures, ciudadanos chinos predominantemente musulmanes, son encarcelados en campos y se les prohíbe practicar su culto o hablar en su lengua materna.

La recolección de ADN y otros datos biométricos de estas minorías “se utiliza específicamente para identificar a las personas, seleccionar a otros miembros de sus familias y perfeccionar el software de reconocimiento facial”.

El gobierno de Estados Unidos ha criticado estas acciones del gobierno chino como un crimen contra la humanidad.

Las empresas chinas están obligadas a compartir datos con el PCCh y no cuentan con la misma protección de la privacidad que en Estados Unidos. (Imagen: “Hospital” de – – – – – – – – – está licenciada bajo CC BY-NC 2.0)

Además, las empresas chinas están obligadas a compartir datos con el PCCh y no tienen la misma protección de la privacidad que en Estados Unidos.

La situación en China sería como si empresas como Google, Amazon y Facebook estuvieran obligadas a dar información a la CIA a petición de ésta.

Por ello, los funcionarios de varios estados sospecharon de las intenciones de BGI debido a sus estrechos vínculos con el PCCh, y se negaron a aceptar las ofertas de ayuda para las pruebas de COVID-19.

Aunque la posibilidad de recolección directa de ADN a través de hisopados nasales es incierta, Bill Evanina, director del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad (NSC), advirtió que BGI probablemente estaba intentando establecer asociaciones con empresas estadounidenses que luego podrían ser explotadas.

Más datos más poder

El país con el mayor conjunto de datos tiene más probabilidades de ganar, explica You:

“Piense en el ADN como el mapa del tesoro definitivo, una especie de gráfico de doble hélice que contiene el código de los rasgos que van desde el color de nuestros ojos hasta nuestra susceptibilidad a ciertas enfermedades.

Si tiene 10,000 muestras de ADN, los científicos posiblemente podrían aislar los marcadores genéticos en el ADN asociados con, digamos, el cáncer de mama.

Pero si tiene 10 millones de muestras, sus posibilidades estadísticas de encontrar los marcadores mejoran drásticamente, razón por la cual China quiere obtener tanto”.

El sector mundial de la biotecnología es una industria en apogeo con un valor estimado de hasta 4 billones de dólares al año, que es más que la valoración de Amazon y Apple juntas.

Dado que China ha dejado claras sus intenciones, Estados Unidos debería seguir vigilando para proteger los datos genéticos de sus ciudadanos.

Si bien ciertos beneficios del análisis de los datos genéticos son abrumadoramente positivos, como el desarrollo potencial de curas y tratamientos que salvan vidas, la verdad subyacente es que los datos genéticos privados son una forma en que las empresas se beneficien de los consumidores.

En el caso del gobierno chino, la combinación de inteligencia artificial, vigilancia y datos genéticos ha allanado el camino para una persecución sin precedentes de los disidentes.

 

Steven Li
Es un profesional médico que posee títulos de posgrado adicionales en fisiología y negocios. Tiene una pasión por difundir la positividad y la verdad en el mundo, con experiencia en las artes escénicas musicales.
- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

La tradición italiana de las higueras prospera en los jardines norteamericanos

Por Armin Auctor   Encontrarse en una situación de diáspora hace que las personas a menudo se aferren  estrechamente a sus...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img