Mujer compasiva recibe bendición milagrosa

Debes Leer!

Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

En China, al pie de una montaña en el condado de Yidao, provincia de Hubei, existen tres manantiales que brotan continuamente.

Los habitantes de la montaña acuden regularmente a estos maravillosos lugares para buscar agua fresca.

Según la leyenda, en el pasado no existían estos brotes de agua pura.

En aquella época, la gente tenía que acarrear el agua desde muy lejos.

Muchas personas no podían soportar esta penuria y pagaban a otros para que les trajeran agua.

Una anciana solitaria, que apenas podía permitirse comida y ropa, no tenía dinero para pagar el agua.

Cada pocos días recorría una larga distancia para saciar su sed.

Un día, la anciana observó como un mendigo visitaba el pueblo de la montaña en busca de comida.

El mendigo era delgado, con nariz plana, orejas grandes, ojos pequeños y boca torcida. Era muy enfermizo y llevaba ropa vieja y sucia. También emitía un olor muy pútrido.

Cuando este pobre hombre visitó la casa de Zhang, Zhang le dio un portazo en la cara; cuando llegó a la casa de Li, Li lo ahuyentó.

Todos los que entraron en contacto con él, tapaban sus narices y huian. Nadie lo trató amablemente.

Viendo todo esto, la anciana llevó al mendigo a su casa sin dudarlo.

Un gesto amablecompasivo

La mujer dejó que el hombre se sentara y le dio la comida que iba a comer y le dijo:

“¡Sírvete, por favor!”

El mendigo tomó el cuenco y rápidamente se lo tragó todo, se limpió la boca y dijo:

“Anciana, tienes un corazón tan compasivo, te mereces una recompensa justa”.

Inside a simple home in Nepal.
La anciana llevó al mendigo a su casa y le dio la comida que iba a comer. (Imagen: Richard Weil vía flickr CC BY-ND 2.0)

La anciana sonrió y respondió:

 “¡No es nada, ni lo menciones!”

El mendigo respondió:

“¡No, no, no, te mereces una recompensa!”

La anciana miró al mendigo con mucha compasión.

Vio que no tenía nada más que un cuchillo en la cintura. Ella sonrió y dijo:

“Eres aún más miserable que yo. ¿Cómo podrías alguna vez pagarme?”

El mendigo no se molestó al oír esto. Por el contrario Él sólo palmeó su pecho y le dijo:

“¡Habla! ¿Quieres oro o plata?”. “¡Sólo dilo!, ¡Lo que me pidas, te lo prometo!”

Al oír esto, la anciana volvió a sonreír y dijo:

“¿En serio? No creo que puedas hacer lo que necesito”.

Y agregó:

“Incluso en mis sueños más alucinantes no quiero ni oro ni plata. Sólo quiero tener agua al pie de la montaña para que todos…”

El mendigo interrumpió a la anciana antes de terminar sus palabras y pronunció:

“Considéralo hecho”.

Se inclinó ante la anciana, dejó su casa y caminó por la montaña.

La mujer siguió secretamente al mendigo.

Ella lo vio detenerse al llegar al pie de la montaña. Se escondió detrás de un árbol y miró desde la distancia.

Mientras ella lo observaba, el mendigo se sentó allí un rato, sacó el cuchillo de su cintura y lo clavó en el suelo.

Inmediatamente un manantial salió de la tierra. Clavó nuevamente dos veces el suelo con sus poderes sobrenaturales y dejó tres manantiales a su paso.

Flowing water
La anciana llevó al mendigo a su casa y le dio la comida que iba a comer. (Imagen: Richard Weil vía flickr CC BY-ND 1.0)

La anciana se quedó estremecida. Cuando se recuperó de su sorpresa, no había rastro de aquel misterioso hombre.

Desde entonces y durante generaciones, los manantiales de las montañas han servido como fuente de agua local, mientras que la historia de un acto amable de una anciana a un mendigo, nos recuerda que debemos tratarnos siempre con compasión.

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

Amor y deuda de gratitud

Otra visión sobre el matrimonio En chino, el término usado para describir la perfecta relación marital está compuesto por dos...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img