Leyendas: un enviado inteligente

Debes Leer!

Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

By Natashe Yang

Un emisario tibetano cumplió con su rey, al lograr que se pudiera casar con la princesa.

En la historia de China, el casamiento de una princesa con el rey de otro reino no era algo inusual con tal de asegurar la lealtad del reino. Un buen ejemplo de esto fue cuando la princesa Wencheng de la dinastía Tang se casó con el rey tibetano Songtsan Gampo.

En la historia de China, el casamiento de una princesa con el rey de otro reino no era algo inusual con tal de asegurar la lealtad del reino. La imagen de arriba: Montañas de nieve en el Tíbet. (reurinkjan / Flickr)
En la historia de China, el casamiento de una princesa con el rey de otro reino no era algo inusual con tal de asegurar la lealtad del reino. La imagen de arriba: Montañas de nieve en el Tíbet. (reurinkjan / Flickr)

De acuerdo a la leyenda, los enviados de los cinco países llevaron preciosos regalos a Chang-An para pedir la mano de la princesa Wencheng. El emperador Taizong de la dinastía Tang tenía gran dificultad para decidir quién debía casarse con la princesa. Así que eligió poner a prueba la inteligencia de los enviados primero. Les presentó algunas pruebas difíciles. La primera prueba fue, el tirar de un hilo de seda a través de una perla.

Taizong de Tang preguntó a los enviados al palacio y sacó un trozo de jade y algunos hilos de seda y resultó que en el jade había un camino sinuoso en su  agujero. Taizong preguntó a los enviados que halaran  del hilo a través de un extremo del agujero hasta el otro. Luego añadió que, la princesa Wencheng se casaría con aquel rey en cuyo emisario pudiese ganar todas las pruebas.

El enviado de Gar Songtsan encontró una hormiga y le ató alrededor de su cuerpo un pelo de cola de caballo. Puso la hormiga en un extremo del jade y la miel en el otro extremo. Mientras tanto, sopló aire sobre el jade. De pronto, salió la hormiga por el otro extremo. Luego ató el hilo de seda con el pelo de cola de caballo. Sacó el pelo ligeramente y así el hilo salido por el otro extremo. Taizong estaba muy contento de verlo actuar tan inteligente.

La segunda prueba fue el juntar a 100 yeguas con sus potrillos recién nacidos. Para esto Gar separó las yeguas y sus potrillos por un día y no alimentó a los potrillos. Al día siguiente, liberó a los potrillos. Los potros tenían hambre y pánico y corrieron rápidamente con sus madres. Como resultado, el emparejamiento fue completo.

La siguiente prueba fue el encontrar a la princesa Wencheng de entre 2,500 mujeres jóvenes y hermosas. Gar tomó unas abejas que había traído consigo. Averiguó anticipadamente y supo que la princesa Wencheng gustaba ponerse una cierta fragancia. Así que las abejas volaron directamente hacia la cabeza de la princesa Wencheng de entre las 2,500 mujeres jóvenes y hermosas.

La última prueba fue la forma de entrar y salir del palacio sin perderse. Una noche, los tambores sonaban alto y fuerte en el palacio y Taizong envió un mensaje para reunir a todos los emisarios. Gar sabía que no estaba familiarizado con los caminos de Chang-An, por lo que marcó durante su ida algunos puntos importantes para no perderse. Después de que todos los emisarios llegaron al palacio, Taizong les dijo que volverían. Al final, el enviado de Songtsan volvió a ganar.

Gar, con su sabiduría, ganó todas las pruebas.

Tang Taizong pensó: “Si incluso el emisario es tan inteligente, entonces el rey debe ser muy inteligente“.

Por lo tanto, permitió que la princesa Wencheng se casara con Songtsan Gampo tal y como lo había prometido.

Las estatuas de rey tibetano Songstsan Gampo (Izq) y la princesa Wencheng (Der). (Ernst Stavro Blofeld / Wikipedia)
Las estatuas de rey tibetano Songstsan Gampo (Izq) y la princesa Wencheng (Der). (Ernst Stavro Blofeld / Wikipedia)
- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

Amor y deuda de gratitud

Otra visión sobre el matrimonio En chino, el término usado para describir la perfecta relación marital está compuesto por dos...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img