La vida después de la pérdida: la edificante historia que hay detrás del himno ‘It Is Well With My Soul’

Por Nathan Machoka

It Is Well With My Soul (está bien para mi alma) se encuentra entre los himnos más populares del mundo.

A veces la vida puede ser un reto y una gran prueba. Y sin esperanza ni ánimo, a la mayoría de las personas le resulta difícil superar los malos momentos, los desamores y las pérdidas.

Sin embargo, existen pequeñas cosas en la vida, como por ejemplo la poderosa letra de It Is Well With My Soul, que evoca recuerdos y emociones, y paradogicamente aportan una extraña tristeza que levanta a la gente.

No hace falta ser cristiano para apreciar la historia que hay detrás de este himno, simplemente basta con saber que es una historia inspiradora de pérdida, perseverancia, esperanza y aceptación. 

¿Cuál es la historia de «It Is Well With My Soul»?

Horatio Spafford (1828-1888) tenía una vida perfecta. Era un abogado e inversor de éxito en Chicago con una familia encantadora: su mujer y sus cinco hijos. También fue un filántropo que dedicó su vida a servir a la iglesia.

Pero en 1871, Spafford y su esposa Anna perdieron a su hijo de 4 años a causa de la escarlatina y unos meses después, perdió gran parte de su inversión inmobiliaria en el Gran Incendio de Chicago.

Estas pérdidas provocaron un inmenso dolor y estrés en su familia, y pensó que unas vacaciones reducirían esta tristeza. Así que en 1873 planeó unas vacaciones familiares a Inglaterra, pero no pudo embarcar con ellos porque tenía otros asuntos de negocios urgentes que atender. Así que, en su lugar, planeó reunirse con su familia en Europa después de terminar sus negocios en Chicago. 

El 22 de noviembre de 1873, su mujer y sus hijas embarcaron en el transatlántico francés Ville du Havre, que fue embestido por un velero de hierro británico Lockhearn en el océano Atlántico.

De las 313 personas que iban a bordo, unas 200 perdieron la vida, incluidas las cuatro hijas que le quedaban a Spafford.

Sin embargo, Anna sobrevivió. Un marinero la salvó con un pequeño bote cuando la encontró flotando entre los restos. Más tarde los recogió un barco más grande que los llevó a Cardiff.

Ella envió a Spafford un telegrama desde Inglaterra que decía:

«Salvada sola, ¿qué hago?»

A finales de la década de 1860, la vida era buena para Horatio G. Spafford y su esposa, Anna. Vivían en un suburbio del norte de Chicago con sus cinco hijos, Annie, Maggie, Bessie, Tanetta y Horatio, Jr. (Imagen: Dominio público)

¿Cuál es el significado de «Está bien con mi alma»?

Tras recibir el telegrama, Spafford subió inmediatamente a un barco para reunirse con su esposa. El capitán estaba al tanto de la tragedia que había golpeado a Spafford. Así que cuando llegaron al punto de la colisión, el capitán llamó a Spafford a su camarote para decirle que estaban en el lugar donde se hundió el Ville du Havre.

Según Bertha Spafford, una hija que nació después del accidente, su padre escribió el himno mientras cruzaba el océano que había quitado la vida a sus 4 hijas. Esta hermosa canción tenía palabras de perseverancia, esperanza y consuelo.

Cuando la paz como un río, asiste a mi alma,

Cuando las penas, como las olas del mar, ruedan,

Cualquiera que sea mi suerte, Tú me has enseñado a decir,

Está bien; esta bien con mi alma…

Cuando regresó a Chicago, sus amigos vinieron a consolarlo. Entre ellos estaba un famoso compositor y vocalista, Philip Bliss. La prosa conmovió a Bliss, así que compuso una melodía pacífica para acompañar la letra de It Is Well With My Soul.

Junto a Spafford, Bliss publicó la canción en 1876.

El 22 de noviembre de 1873, el barco de vapor Ville du Havre fue embestido por el velero de hierro británico Lockhearn, acontecimiento que inspiró «It Is Well With My Soul». (Imagen: vía dominio público)

La vida después de una pérdida

¿Qué pasó con el hombre que inspiró el himno? Spafford y Anna tuvieron tres hijos más, pero uno murió de neumonía a los cuatro años.

En 1881, la familia se trasladó a Jerusalén, donde Spafford murió en 1888. 

Sin embargo, su himno atemporal inspira consuelo y gratitud ante la tragedia. Y más de 140 años después, la letra sigue siendo la misma.

Puedes escuchar el himno a continuación:

Palabras que fomentan esperanza, resistencia y gratitud

Es fascinante que Spafford escribiera el himno en tiempos de tragedia y dolor inconcebible.

Si eres religioso o no, su historia motivadora inspira esperanza, perseverancia y consuelo. Se aprende que, incluso cuando las cosas van mal, siempre se puede esperar un futuro mejor; y un nuevo día de sol.

Deja un comentario