La pandemia y el mundo tecnológico

Debes Leer!

Alejandra Juarez
Alejandra Juárez es una comunicadora social y acompañante terapéutica. Que le gusta escribir, leer sobre filosofía y temas de la mente y el alma humana. Le interesa la psicología y ¡Ama viajar!

Por Alejandra Juárez

En estos tiempos de pandemia, la tecnología comenzó a formar parte activa de nuestra vida, mucho más que antes, incluso hasta el punto de volverse necesaria.

Desde que comenzamos la famosa cuarentena mundial, todo nuestro contacto con el exterior es a través de una pantalla, los vínculos con nuestros seres queridos, el trabajo, lo académico, las actividades recreativas, entre otras cosas, son por medio de las redes sociales.

El libre acceso a la Información tiene sus “pro y contras”

Pareciera contradictorio hablar de desventajas cuando en este último tiempo internet demostró ser una herramienta útil y una “compañía” para este covid-19.

Aun así, como sabemos, todo tiene sus “pro y contras”, no hay pérdida sin ganancia.

Internet al ser una plataforma global y mundial nos proporciona libre acceso a la información, ahora la pregunta es:

¿Toda la información que consumimos en las redes sociales es verdadera, útil y nos suma algo positivo a nuestras vidas?

Es importante estar claros y saber elegir qué escuchamos, vemos y leemos, porque con el tiempo esto se convertirá en nuestras ideas, sentimientos y formas de vida.

Somos un recipiente

La cultura ancestral oriental, tiene una relación estrecha con la espiritualidad, la escuela Buda habla sobre la conexión mente-cuerpo y alma, y hace la analogía del ser humano con un recipiente.

Imaginemos nuestro cuerpo como un recipiente, el material no importa, si no lo que contiene dentro, al nacer este recipiente está vacío, y todo lo que incorporamos en él a lo largo de nuestra vida, será lo que determinará de que será el recipiente.

¿Que clase de recipiente serás? (Imagen de Angeles Balaguer en Pixabay)

Que vemos, escuchamos y decimos

Con la analogía del recipiente, es más claro visualizar y darnos cuenta que decidimos a diario incorporar a nuestro ser.

El acceso libre a internet, sumado a la cuarentena, puede ser un arma de doble filo, entonces en este punto nos tenemos que preguntar:

¿Qué es lo que a diario elegimos escuchar, mirar o compartir?.

Todo lo que entra a nuestro “recipiente”, provocará un efecto en nosotros.

Por ejemplo si nuestro estado de ánimo es bajo se incrementará si todo el tiempo consumo programas de televisión o noticias en internet que muestran solo una mirada negativa de la realidad.

Tener en claro que tipo de información consumo y si esta me aporta algo positivo a mi vida puede marcarnos la diferencia en nuestro día a día.

Armarse una rutina

Al verse interrumpidas nuestras actividades diarias normales y al no poder tener una rutina concreta y delimitada por el trabajo o estudios, es fácil caer en un consumo masivo, por lo cual ponernos tiempo y horario para el uso de las redes sociales podría ser la solución.

¿Cuánto tiempo le dedicamos a facebook, twitter, o instagram?  Con el solo hecho de comenzar a notar las horas que pasamos sin darnos cuenta frente a una pantalla, ya es el primer paso.

Una manera de hacer productivo nuestro tiempo y a la vez mantener una mente activa y positiva es hacer actividades recreativas, por ejemplo, crear manualidades, cocinar, pintar, leer libros, hacer actividad física, aprender un nuevo idioma, tocar un instrumento, entre otras cosas.

Solo de nosotros depende de qué llenaremos nuestro “recipiente”, teniendo en cuenta que cada cosa que incorporamos a nuestro ser, será lo que determinará nuestro estado de ánimo, y la manera en que veamos cada situación que atravesamos a diario.

“Poder elegir que incorporamos a nuestra mente, es la mejor manera de cuidarnos por dentro”.

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

Color – Verde: Viaja por nuestro planeta encantado a través del color

"El verde es lo primordial en el mundo, y de aquello de lo que surge su belleza". — Pedro...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img