“Juntos”, la palabra más feliz del mundo

Debes Leer!

Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

Se comprometió a hacerla feliz la noche cuando por primera vez abrazó suavemente el delgado cuerpo de su esposa. Se esforzó trabajando desde la albañilería general hasta ser  jefe de área. Formó su propio equipo de construcción y más tarde fundó una conocida empresa de construcción.

Al adquirir su nuevo estatus lo rodearon muchas tentaciones, y el cuerpo delgado de su esposa y su delicada piel, se desvanecieron. Comparada con las hermosas mujeres a su alrededor, ella era rústica y lúgubre. Su presencia sólo le recordaba su humilde pasado. Él pensó que era hora de poner fin al matrimonio.

Depositó un millón en la cuenta bancaria de ella, y le compró una buena casa en el centro. Quería darle un lujoso estilo de vida para aliviar su culpa. Por último, le pidió el divorcio.

Ella se sentó frente a él y en silencio escuchó sus argumentos para el divorcio. Pero después de 20 años de matrimonio, él sabía lo que ella estaba sintiendo. Bajo la tranquila apariencia, su corazón se rompía. De repente se dio cuenta de lo cruel que estaba siendo.

Llegó el momento para que ella abandonara la casa. Él la dejó esperando hasta el mediodía, cuando pudo salir de su empresa, él fue para ayudarla a mudarse a su nueva casa. Su matrimonio de 20 años terminaba hoy.

En su oficina durante toda la mañana, se sintió inquieto y tuvo problemas para concentrarse en el trabajo. Al ser mediodía, se apresuró para volver a casa, pero al llegar se encontró con la sorpresa de que ella ya se había ido. Un manojo de llaves de la casa y la libreta de ahorros con el millón estaban sobre la mesa, así como una carta dirigida a él.

Esta era la primera carta que le escribía durante su matrimonio:

– “Voy a volver a nuestro pueblo natal. Toda la ropa de cama está lavada, seca, y colocada en el lado izquierdo del armario. No te olvides sacarla, cuando el clima esté húmedo.

– Todos los zapatos están brillados. Si se desgastan, puedes encontrar un zapatero en la casa de la esquina.

– Todas tus camisas están colgadas en el armario. Tus calcetines y cinturones están en el pequeño cajón de abajo en el armario.

– Recuerda comprar buen arroz. Ve al Supermercado Baijia, donde encontraras buen arroz.

– La señorita Sun viene cada semana para limpiar la casa. Recuerda pagarle al final del mes. No olvides darle la ropa vieja; ella la enviará al campo, donde sus familiares estarán encantados de tenerla.

– No olvides tomar tu medicamento para el estómago. Las píldoras traídas de Hong Kong deberían ser suficientes para medio año.

– Además, siempre olvidas las llaves de la casa. Dejé un juego de llaves en la administración del conjunto. Recuerda pedirlas si las olvidas de nuevo.

– No olvides cerrar la ventana por la mañana. La lluvia entrará y mojará el piso.

– Hice algunas albóndigas en la cocina. Cocínalas y cómelas cuando regreses”

Las palabras que ella escribió fueron tortuosas  y desagradables, y lo golpearon por dentro y su corazón se hundió adolorido y con una sensación de pérdida.

Lentamente entró en la cocina; las albóndigas envueltas estaban tibias y perfectamente colocadas en la mesa.

Recuerdos de los últimos 20 años vinieron a su mente. Se acordó de la felicidad y la alegría que ella le había dado; se acordó de su promesa: Yo te haré feliz.

Bajó corriendo a su coche. Después de media hora, finalmente la encontró en un tren que salía para el campo.

– ‘¿A dónde vas? Yo llego cansado, y ni siquiera tengo comida caliente después del trabajo. ¡Qué clase de mujer eres tú! Ven a casa conmigo”, le dijo enfadado, mirándola furioso.

Ella, con los ojos húmedos, dócilmente lo siguió y con obediencia caminó hacia la casa. Lentamente, las lágrimas brotaron. Ella no sabía que él caminaba delante, también con lágrimas.

En el camino a la estación del tren, él tuvo  mucho miedo. Miedo de perderla para siempre. Se regañó a sí mismo.

Era tan estúpido como para expulsar a su propia esposa. Se dio cuenta de que perderla era como quitarse las costillas y cortarse el hígado, una clase de dolor que no podía soportar. Sus vidas estaban estrechamente entrelazadas después de esos 20 años.

Las mujeres que quieren lujos, de hecho, ¡quieren un hombre dispuesto!. Las mujeres que desean un viaje como regalo, de hecho, ¡quieren escuchar la historia del hombre!

Las mujeres que quieren un regalo de cumpleaños, de hecho, ¡se preocupan más por la mente del hombre! Las mujeres que desean un abrazo, de hecho, ¡quieren  el calor de un hombre!

Las mujeres que desean luchar, de hecho, ¡quieren la tolerancia de un hombre! ¡Hay mujeres que solo esperan que los hombres se preocupen de sus sentimientos!

Simplemente conocer a la persona correcta, no importa si es en el momento equivocado, o en el lugar equivocado, puede hacer que las cosas estén bien.

Ser rico no es un número en la cuenta bancaria, sino una sonrisa de felicidad en el rostro de tu esposa. La cantidad de dinero no es importante, lo importante es tener a alguien para cuidar.

La palabra más feliz del mundo es “juntos”.

Fuente del artículo:http://mp.weixin.qq.com

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

La autocompasión da como resultado una mejor salud del corazón

Por Jack Roberts La salud del corazón es un asunto de suma importancia para miles de millones de personas. Para...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img