Elecciones presidenciales en Taiwán

Debes Leer!

Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

Por Peter Westmore

Elecciones presidenciales confirman la vibrante democracia de Taiwán

Un debate televisado en Taiwán de los tres candidatos para presidente. De izquierda: Ma Ying-jeou, Tsai Ing-wen y James Soong. (Foto: Yao Gi-ping)

El 14 de enero del 2012, en el centenario de la formación de la República de China, se celebrarán las elecciones a la presidencia de la República de China en Taiwán.

Hace casi exactamente 100 años, la República de China fue establecida por Sun Yat-sen, tras el colapso de la dinastía Qing, la última de una serie de dinastías que había gobernado a China durante más de 2,000 años.

Las elecciones en Taiwán establecerán la dirección del país a medida que entra en su segundo siglo, incluyendo la compleja cuestión de las relaciones con la República Popular de China en Beijing.

A diferencia de la parte continental, donde no hubo elecciones desde que los comunistas tomaron el poder en 1949, Taiwán se ha convertido en una vibrante democracia multipartidista con una prensa libre, donde la línea divisoria está en las relaciones con Beijing.

Taiwán se ha convertido en una de las naciones más prósperas de Asia, con muchas industrias de alta tecnología y universidades y actualmente es el principal exportador de tecnología de punta en todo el mundo.

Este es un logro notable para un país que, hace 60 años, era sobre todo agrario y acababa de salir de los estragos de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación japonesa.

La actual elección presidencial se está librando entre los candidatos que representan a las coaliciones de Pan-Azul y Pan-Verde.

La coalición Pan-Azul incluye a los partidos que apoyan oficialmente “una sola China” la política de una eventual reunificación de Taiwán con China continental, sólo cuando haya una verdadera democracia y el desarrollo esté implementado en el continente. Dos de los partidos que apoyan esta posición son los del Kuomintang (KMT, lo que significa Partido Nacionalista Chino), que gobernó Taiwán después de que los comunistas tomaran el poder de la parte continental hace más de 60 años y el Partido Primero el Pueblo, dirigido por James Soong, un ex líder del KMT.

La coalición Pan-Verde, dirigida por el Partido Democrático Progresista, apoya la independencia formal para Taiwán del continente. El PDP dirigio la campaña política para democratizar Taiwán en los años 1980 y 1990.

Sin embargo, durante el período de ocho años en el que Chen Shui-bian del PDP ocupó la presidencia, él no declaró formalmente la independencia, este paso tuvo una fuerte oposición por parte de muchas personas en Taiwán, así como en los Estados Unidos, y pudo haber llevado a la guerra en el estrecho de Taiwán.

La actual elección presidencial es un concurso de tres aristas entre el presidente Ma Ying-jeou, del Kuomintang, Tsai Ing-wen, presidenta del Partido Democrático Progresista y James Soong del Partido Primero el Pueblo.

El presidente Ma fue elegido en 2008.

De hecho, las primeras encuestas ponen al PDP de Tsai Ing-wen y al presidente Ma cabeza a cabeza.

Sin embargo, la fuerte campaña del presidente Ma y su desempeño durante el debate de la televisión nacional el pasado 3 de diciembre, lo han puesto firmemente a la cabeza, con James Soong en un distante tercer lugar.

El presidente Ma ha hecho campaña para la continuación del Consenso 1992, un acuerdo informal entre Beijing y Taipei, para aceptar el status quo político con el objetivo de una eventual reunificación en algún momento dado en el futuro, cuando las condiciones lo permitan.

En el debate televisado, el presidente Ma instó a la aceptación del Consenso 1992 y en las circunstancias actuales, la aceptación al principio de: “no a la independencia, no a la unificación y no a la guerra” en relación con China.

Tsai Ing-wen, rechazó el Consenso 1992, que describió como un acuerdo entre el Partido Comunista de China y el KMT, no del pueblo de Taiwán y en su lugar hizo campaña a favor de un “consenso en Taiwán”, en la que la gente determine su propio futuro, cuyo resultado sea determinado por un referéndum.

A pesar de que la diferencia entre los dos partidos pareciera menor para los observadores externos, esta han tenido profundas consecuencias prácticas, en especial entre las relaciones de Taipei con Beijing.

Desde que el presidente Ma fue electo en 2008, Beijing suavizo su oposición implacable hacia Taiwán, puso fin a su amarga guerra de palabras y amenazas de invasión, permitio vuelos directos y el envío a través del estrecho de Taiwán, fomentó los vínculos comerciales y económicos y suavizó su línea dura que pretendía paralizar a Taiwán en todos los foros diplomáticos internacionales.

Sin embargo, la continuidad de la distención entre China y Taiwán, indudablemente será  ayudada con la relección del presidente Ma.

Mientras tanto, las elecciones en Taiwán serán vigiladas de cerca por los defensores pro-democracia en China, quienes apuntan a las elecciones como una prueba para que el régimen de Beijing introduzca reformas democráticas y como un medio para resolver la crisis no resuelta de la legitimidad del régimen de Beijing.

Fuente: www.newsweekly.com.au

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

“Juntos”, la palabra más feliz del mundo

Se comprometió a hacerla feliz la noche cuando por primera vez abrazó suavemente el delgado cuerpo de su esposa....
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img