El “terreno” de la enfermedad: Limitaciones de la teoría de los gérmenes

Debes Leer!

Por Sofía Roma

En 1864, el químico francés Louis Pasteur dio origen a la ciencia de la bacteriología y a la teoría de los gérmenes como causantes de enfermedades, una de las piedras angulares de la medicina moderna.

El proceso de pasteurización lleva su nombre.

Sin embargo, después de toda una vida de trabajo con la teoría de los gérmenes, se atribuye al propio Pasteur, en su lecho de muerte, haber dicho:

“Estaba equivocado. El germen no es nada. El terreno lo es todo”.

Por terreno, se refería al equilibrio interno del cuerpo: la salud de las células y el sistema inmunitario.

La teoría de los gérmenes de Pasteur

Antes de los descubrimientos de Pasteur, la ciencia médica era una mezcolanza desordenada de enfermedades diversificadas con causas imaginarias, cada una tratada sintomáticamente, en lugar desde su raíz.

Hasta ese momento, el pensamiento médico había evolucionado basándose en el chamanismo antiguo, la superstición y la religión, con la idea de entidades y espíritus invasores.

La profesión buscaba en vano una base tangible sobre la que fundamentar sus teorías y prácticas. Pasteur le dio entonces un nombre :”germen”.

La teoría de los gérmenes afirma que las enfermedades se deben únicamente a la invasión de microorganismos agresivos específicos.

Un germen específico es responsable de cada enfermedad, y los microorganismos son capaces de reproducirse y transportarse fuera del cuerpo.

Fíjese bien en esa palabra: reproducción.

En la justificación médica de la causa de las enfermedades  por virus, se nos dice que creamos en la reproducción obligatoria, en la que un organismo (la célula) está obligado a reproducir un organismo ajeno (el “virus”).

Sin embargo, en ningún otro lugar de la naturaleza, ningún ser vivo reproduce otra cosa que no sea su propia especie.

Los virus no pueden replicarse a sí mismos, sino que dependen por completo de la “reproducción obligada”, es decir, la reproducción por parte de un organismo huésped, algo totalmente inaudito en toda la biología.

One cell undergoing division.
La teoría médica actual sostiene que los virus se adhieren a las células del huésped y las utilizan para replicarse. (Imagen: vía Dreamstime.com © Vjanez)

Volviendo a la teoría médica convencional, que explica que los virus (meros fragmentos sin vida de restos genéricos mitocondriales) proceden de células moribundas que han infectado.

El virus se “inyecta” en la célula y le “ordena” que se multiplique, y esto ocurre hasta que la célula explota por la carga.

Los virus son entonces libres de buscar otras células para repetir el proceso, infectando así el organismo.

Los virólogos admiten, sin embargo, que aunque los virus tienen una naturaleza distintiva y definitivamente orgánica, estos:

  • no tienen metabolismo,
  • no pueden ser replicados en el laboratorio,
  • no poseen ninguna característica de los seres vivos,
  • no tienen facultades para la acción de ningún tipo,
  • no tienen sistema nervioso,
  • no tienen aparato sensorial,
  • no tienen inteligencia que pueda coordinar el movimiento o la “invasión corporal” (de cualquier tipo) y,
  • ¡nunca se han observado vivos!

Toda enfermedad proviene de una crisis curativa

Los practicantes de la medicina alternativa y complementaria de hoy en día creen que las enfermedades degenerativas son el resultado de la acumulación de desechos ácidos dentro de células débiles y órganos que son demasiado débiles para limpiar la casa.

Las bacterias que se encuentran en el cuerpo ayudan a descomponer las sustancias tóxicas y prepararlas para su eliminación, pero los desechos producidos por las propias bacterias también son sustancias virulentas.

Una vez que se acumulan hasta cierto punto, el cuerpo inicia una crisis de curación o limpieza.

Según la teoría, un estado saludable depende de un alto nivel de carga electromagnética negativa en las superficies de las células de los tejidos. La acidez es la carga opuesta y amortigua estos campos eléctricos.

Dado que los productos de desecho bacterianos son de naturaleza ácida, el metabolismo celular cesará y se producirá una falta de oxígeno.

La acidez y la falta de oxígeno son las condiciones ambientales ideales para que florezcan las microformas mórbidas y éstas produzcan los síntomas primarios de la enfermedad.

Para aclarar: esto significaría que las causas subyacentes del cáncer, las enfermedades del corazón, la arteriosclerosis, la hipertensión, la diabetes, la artritis, el asma, las alergias, la psoriasis y otros trastornos de la piel, la indigestión, la diarrea, las náuseas, la obesidad, la osteoporosis, etc;

Son la acumulación de ácidos en los tejidos y las células, la mala circulación sanguínea y linfática, y la escasa actividad celular debido a los residuos ácidos tóxicos que se acumulan alrededor de la membrana celular y que impiden que los elementos nutritivos entren en la célula.

A male doctor confers with a female patient laying in a hospital bed.
El equilibrio interno del cuerpo -la salud de las células y del sistema inmunitario- es un componente vital del bienestar. (Imagen: vía Dreamstime.com © Monkey Business Images)

El nombre de la enfermedad concreta depende de la localización de los depósitos de esta sopa ácida, tóxica y pustulosa.

Si los depósitos que se acumulan están en las articulaciones, se llama artritis.

Si los residuos venenosos se acumulan en el páncreas y saturan las células beta que sintetizan la insulina, se llama diabetes.

Si el lodo tóxico se vierte en los pulmones, se llama enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Dondequiera que esté el eslabón más débil de la cadena de órganos, ahí estará su disposición genética para la enfermedad.

El resultado final

Si es nuestro propio terreno biológico y fisiológico interno el que determina nuestro estado de salud o de enfermedad, entonces nuestro enfoque debe alejarse de los gérmenes.

Como los mosquitos a un pantano, se trata más bien de lo que les atrae: un terreno sucio y estancado.

“Los mosquitos buscan el agua estancada, pero no hacen que el pantano se estanque”.

Esto sugiere que debemos limpiar el terreno interior estancado de nuestro cuerpo y eliminar los residuos celulares tóxicos para experimentar la verdadera salud y vitalidad.

Los seres humanos siempre están “infectados” con bacterias y virus, ya que están presentes en el cuerpo en todo momento, por lo que no se puede decir que “invadan” al huésped.

¿Podría ser que las enfermedades no sean realmente infecciones?

¿Podrían considerarse más bien como procesos de purificación del cuerpo provocados por una crisis de curación?

Este proceso ayuda a eliminar la materia muerta del cuerpo y, del mismo modo, las bacterias y los gérmenes ayudan a eliminar las sustancias tóxicas.

Las bacterias tienen un papel importante en el proceso vital de curación.

Los gérmenes participan en prácticamente todos los fenómenos de enfermedad que requieren la desintegración de los desechos y la materia tóxica dentro del cuerpo que el sistema se esfuerza por eliminar.

Actúan como carroñeros para limpiar la zona afectada de la saturación tóxica. Tan pronto como su función está completa, su número disminuye.

 

El autor de esta historia no es un profesional de la medicina, y la información que aparece en esta historia ha sido recopilada de fuentes fiables – y se han tomado todas las precauciones para garantizar su exactitud. La información proporcionada es sólo para fines de información general, y no debe sustituir a la atención médica profesional.

 


Sofia Roma

Sofia Roma creció en un pequeño pueblo cerca de Atenas (Grecia), donde pasó la mayor parte de sus primeros años de vida en la naturaleza explorando la belleza autóctona de su región cuando era niña, fascinada por la sabiduría universal y las profundas maravillas del universo.

A lo largo de su vida, trabajó con personas de todos los ámbitos para acabar con los abusos de los derechos humanos en China, además de defender la alta cultura con el fin de cocrear un mundo impulsado por la tradición y la verdad.

Su formación en artes escénicas, economía y hostelería le han proporcionado una amplia base desde la cual abordar la situación actual del mundo.

Está comprometida con la defensa de todo lo bueno, verdadero y bello, especialmente la libertad de creencia.

Sofía busca destilar información pura en cada artículo, pero también alimentar al lector con elementos de reflexión para cultivar la capacidad de búsqueda de la verdad y una fuerte brújula moral.

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

Amor y deuda de gratitud

Otra visión sobre el matrimonio En chino, el término usado para describir la perfecta relación marital está compuesto por dos...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img