¡Amo el pollo agridulce!

Debes Leer!

Nspirement Staff
Inspiración es el acto de motivarse, animarse y entusiasmarse hasta el punto de marcar una diferencia o un hacer un cambio significativo. Nuestro objetivo es ofrecer artículos que inspiren, animen e informen a nuestros lectores, así como una visión de todo lo relacionado con China y su impacto en el mundo actual. "CONSTRUYENDO SOBRE EL PASADO Y TRAYENDO INSPIRACIÓN PARA EL FUTURO”.

Por Silvia Gleizer

No, no y no, ni pienso competir con Connie sobre recetas, no sé cocinar, no me gusta cocinar y no debería cocinar porque me distraigo y quemo todo, incluso cuando sólo caliento comida.

Pero… en mi casa siempre se compran pechugas de pollo para comer, sinceramente estaba harta hasta el hartazgo de las dichosas pechugas a la planchita.

Y la verdad es que me gusta mucho la comida asiática, especialmente las cosas agridulces porque creo que mato dos pájaros de un tiro al tener un sabor salado y dulce en una misma comida, así fue como me decidí a intentar esta receta que parecía bien fácil y lo es, así que si tú eres como yo, pero alguna vez quieres probar que puedes cocinar o quieres agasajar a alguien, te prometo que quedarás bien con este plato.

Las cantidades son aproximadas dependiendo de cuanto comas o a cuanta gente quieras agasajar.

Ingredientes:

  • Pechuga de pollo
  • Ajo
  • 1/2 Taza de salsa de soja
  • 1/3 Taza de miel
  • Semillas de sésamo a gusto
  • Sal y Pimienta

Preparación:

  • Cortar las pechugas de pollo en cuadraditos, condimentar con sal y pimienta.
  • Ponerlas a cocinar en la sartén, yo uso aceite de coco porque me parece más sano pero háganlo a gusto, sin demasiado aceite para que no quede grasoso, pero los suficiente como para empezar a cocinar.
  • Picar el ajo y ponerlo en la sartén junto al pollo.
  • Cuando el pollo empieza a tomar un poquito de color, que ya no tiene el color de carne cruda, usualmente es un tono blanquecino, añadir la salsa de soja y luego la miel.
  • Al principio parece un gran lío todo, pero con el constante movimiento la salsa de soja y la miel se van espesando y el pollo empieza a tomar el color dorado de la agridulce combinación, seguir revolviendo hasta que quede poco y nada de la mezcla y ya esté pegada al pollo, que a esta altura tiene que tener un lindo color, también ayuda el hecho de ir probando algunos pedacitos, (así fue como yo supe que estaba listo).

 

Pollo agridulce en plena cocción: Servir en un plato y si queda algo de la salsa verterla en el pollo o en lo que hayan elegido para combinar este plato.(Imagen: Silvia Gleizer)
Pollo agridulce en plena cocción: Servir en un plato y si queda algo de la salsa verterla en el pollo o en lo que hayan elegido para combinar este plato. (Imagen: Silvia Gleizer)

Lo bueno del pollo es que uno puede acompañarlo con lo que quiera y este también es el caso, ensaladas, arroz o papas todo queda bien con este plato.

Si son tan amables y se animan a probar, déjenme un comentario a ver cómo les fue y si les sirvió este artículo.

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes

Monga: La película asiática que debes ver

Por Colin Fredericson De pronto te perdiste la exitosa película taiwanesa, Monga, estrenada en 2010. Ella se remonta atrás, a la...
- Advertisement -spot_img

Más Artículos similares

- Advertisement -spot_img